L.A. Noire

L.A. Noire combina la investigación criminal con la acción en 3ª persona en un juego diferente a todo lo que puedas haber experimentado antes.

Los Angeles, 1947: Una ciudad de posguerra en pleno desarrollo, basada en la ostentación, el glamur y la codicia – y abarrotada con la llegada diaria de buscadores de fortuna y de aspirantes a una vida mejor. Bajo el agradable sueño de la oportunidad de oro, se esconde una oscura realidad de corrupción virulenta, explotación y delincuencia.

En la piel del novato oficial del LAPD Cole Phelps, un héroe de guerra condecorado con oscuros secretos, darás caza a los depravados que se aprovechan de los inocentes: asesinos en serie, narcotraficantes, policías vendidos y federales corruptos que se benefician de esta miseria. Vive la cruzada de un hombre por descubrir la verdad tras la brillante fachada de Hollywood, a cualquier precio.

Características

  • Reconstruye la escena a partir de las pistas e interroga testigos para desentrañar crímenes reales extraídos de los periódicos.
  • Experimenta la tecnología de juego cambiante
  • Estado del arte de la tecnología Depth Analysis
  • Para crear un salto cualitativo de las interpretaciones en los videojuegos.
  • Captura actuaciones reales desde 32 ángulos y las funde en perfectas 3D
  • Tiroteos, persecuciones y combates cuerpo a cuerpo en cada misión.
  • Explora L.A. en su época dorada
  • Una recreación calle a calle de ocho millas cuadradas de Los Ángeles en los años 40.
  • Talentos de gran categoría
  • Aclamados actores como Aaron Staton de la serie tan aplaudida por la crítica Mad Men y John Noble del exitoso show de Fox, Fringe.

Written by: Ratgax

Empecé en ésto de los videojuegos cuando los ordenadores tenían teclas de goma y se enchufaban a la tele con un cable de antena. Especialista en sacar a pasear el látigo y en encontrar todos y cada uno de los fallos de programación que pueda tener un juego.

fasebeta.net

faseßeta.net es lo que pasa cuando coges el cerebro de unos pocos jugones (bueno, la mitad que no usamos para jugar), lo mezclas con ganas de compartir con los demás, esfuerzo, dedicación, buen humor y una pizca de ron, y lo agitas todo en una coctelera.