Record of Agarest War llega a PS3

Agarest Generations of WarAksys Entertainment ha publicado una nota de prensa en la que anuncia la llegada de Record of Agarest War a la Playstation Network americana este otoño. En Europa lo publica en formato físico Ghostlight, que ya nos trajo Digital Devil Saga, entre otros, con el nombre Agarest: Generations of War.

Record of Agarest War es un RPG de estrategia de Idea Factory, Red Entertainment y Compile Heart de unas 100 horas de duración. Además de los típicos combates de este tipo de juegos, podrás casarte con varias chicas, tener hijos y continuar la saga a lo largo de cinco generaciones.

El juego se desarrolla en un mundo creado por doce dioses, un verdadero paraíso hasta que las disputas entre ellos lo convierten en un mundo en guerra. Igual que comenzaron la guerra, los dioses arrepentidos se sacrificaron para acabarla, pero siglos después la oscuridad sigue acechando en Agarest. En este mundo Leonhardt y sus descendientes son la mayor esperanza para derrotar al mal que amenaza con volver. Su periplo durará generaciones en las que viajarán a lo largo de continentes para devolver la paz al mundo.

Agarest Generations of War

Record of Agarest War presenta un sistema de «cría de almas», en el que una de las tres princesas que cortejas se convertirá en tu esposa con la que tendrás el hijo con el que continuarás tu aventura, según tus acciones y tu afinidad con ellas. El sistema de combate cuenta con ataques cooperativos entre los integrantes de tu grupo. La duración es superior a 100 horas de juego, sin contar misiones secundarias.

Se prevé su lanzamiento en PSN para el 7 de noviembre (América). En Europa saldrá el 30 de octubre según la página de Ghostlight, y habrá disponible una edición de coleccionista.

Written by: josemad

4 Comentarios Added

Join Discussion
  1. Vaya… no sabia nada de este juego hasta ver tu resena.

    Se me hace rarisimo eso de jugar con 5 generaciones distintas, pero no se puede negar que es muy original, quien sabe igual esta bien y todo.

    Noticias como esta demuestran que soy un ignorante en lo que a RPG’s se refiere, que le vamos a hacer…

    Y suerte que acabe de leer la resena, que si me llego a quedar solo con la imagen del encabezado podria haberme formado una opinion "deformada" sobre el genero del juego la verdad… vaya vaya.

  2. Hombre, el juego se supone que es un SRPG normal y corriente, pero se han desinhibido un poco con las imagenes y los trailers. Por lo visto hay uno por ahi bastante sugerente, y pantallas como las anteriores hay por todos lados, cambiandose de ropa, con un helado derretido por la cara…

    Como juego no me espero nada del otro mundo, y ademas los SRPG no me suelen gustar tanto como los normales por turnos, pero mira, para uno japones raro que traen aqui habra que probarlo.

  3. Pozi, las imagenes prometian otra cosa la verdad… estos japos…. en fin, que se le va a hacer, siempre pensando con la Katana… aun estara mejor que el star ocean ese…

  4. Ahora que ya ha salido el juego en Europa (e incluso en Espana gracias a Shine Star) los de Aksys anuncian que retrasan la salida en la PSN de America para primavera del 2010. Asi que traeran una version mejorada y ademas tambien para Xbox. Con logros y trofeos, por supuesto, la version actual era muy antigua y los trofeos aun no eran obligatorios.

    Menuda faena me han hecho, me hubiese esperado si me hubiese enterado antes. Ahora ya lo he comenzado y no voy a recomprarlo el ano que viene.

  5. Pingback: Impresiones: Agarest, Generations of War « Fase Beta 16/05/2011

    […] de lado la calidad y aspectos jugables del producto en sí. Agarest es uno de esos juegos. En esta noticia que publicamos hace unas semanas (y en los comentarios en el foro) se puede ver lo que NO debes […]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

fasebeta.net

faseßeta.net es lo que pasa cuando coges el cerebro de unos pocos jugones (bueno, la mitad que no usamos para jugar), lo mezclas con ganas de compartir con los demás, esfuerzo, dedicación, buen humor y una pizca de ron, y lo agitas todo en una coctelera.