Así empieza Khara The Game

Hace unos unos días os contábamos la noticia de la presencia del primer juego de un estudio indie madrileño  en la store de Playstation (ver noticia). El juego ha salido a un precio bastante razonable (9,99 €) y en fasebeta hemos empezado a jugarlo y la verdad es que lo poco que hemos visto hasta el momento, podemos decir que promete.

Tenemos como norma no emitir un análisis de un juego hasta que no lo hemos acabado así es que de momento tendréis que esperar un poco para ver nuestras impresiones pero aquí os dejamos un vídeo de los primeros 10 minutos del juego. Estos minutos sirven como prologo del juego ya que nos introducen un poco en la historia (nos cuentan como llegamos a la isla) y nos familiarizaremos con el control de nuestra protagonista.

Así empieza Khara The Game

Aquí os dejamos el vídeo con los diez primeros minutos del juego:

Para más información podéis consultar los siguientes enlaces:

 

Written by: Gabi

Llevo en el mundo de los videojuegos desde que el Spectrum entró en mi casa, aunque en el mundo de las consolas soy bastante nuevo. Soy un jugador bastante normalito (tirando a torpón) y cascarrabias pero sigo disfrutando como nunca con ellos.

3 Comentarios Added

Join Discussion
  1. Para ser un desarrollo indie, hay que decir que el juego se ve muy bien y que no se mueve nada mal. Por supuesto hay que verlo con más calma y detalle pero de esos 10 primeros minutos me queda claro que es uno de esos juegos interesantes que acabaré comprando más pronto que tarde 🙂

  2. De momento está curioso el juego. Es cierto que tiene sus cosillas y algunas cosas que podrían haberse pulido un poquito, pero en general me ha sorprendido  para bien. 

  3. Le tengo echado el ojo, quizás en alguna rebaja caiga, y os traiga mis impresiones, pinta bien en todo lo que me gusta que he visto de él 😛

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

fasebeta.net

faseßeta.net es lo que pasa cuando coges el cerebro de unos pocos jugones (bueno, la mitad que no usamos para jugar), lo mezclas con ganas de compartir con los demás, esfuerzo, dedicación, buen humor y una pizca de ron, y lo agitas todo en una coctelera.