Seagate Game Drive

Una de las características que más aprecio de mi Xbox One es la posibilidad de utilizar discos externos para guardar todos los juegos que quiera o pueda descargarme. Parece mentira, pero ni 500GB ni 1 Terabyte dan para mucho visto el peso de los juegos de la actual generación, así que si tienes una de estas consolas, más pronto que tarde vas a encontrarte con la necesidad de conseguir más espacio de almacenamiento.

De hecho, el problema es de tal calado, que he comprado en Xbox One muchos juegos que de otro modo habría comprado para mi PS4 precisamente por esto, y es que uno se harta de borrar cosas cada vez que quiere bajar un nuevo juego (o una actualización, visto lo que ocupan).

Xbox One puede aceptar una burrada de espacio adicional a base de conectarle discos externos (hasta ocho, si no estoy mal enterado), y ya era hora de cambiar mi viejo disco externo de 500 GB por algo un poco más… grande.

Hay que decir que prácticamente cualquier disco externo nos servirá, Xbox One solo pide que tenga un puerto USB3 y un tamaño mínimo de 256 GB.

En mi caso he optado por la opción que nos plantea la mítica Seagate (fabricante de discos duros de reconocido prestigio). Y es que con un doloroso color verde y un par de logos de Xbox me han dado justo lo que necesitaba, un disco externo de 2TB que no precisa de alimentación externa (vale con el cable USB que le conecta a la consola), y encima… es tan… (iba a decir bonito pero sería exagerar, ¿verdad?).

Seagate Game Drive

Seagate Game Drive es el rimbombante nombre del disco. Esta unidad lleva un pequeño indicador LED que nos avisa del funcionamiento del disco, y un cable usb de unos 20 centímetros que además, se parece al resto de cables de la consola. Es verde por su parte delantera, pero de un discreto color negro por la trasera, así que si canta demasiado en vuestro mueble, siempre podéis darle la vuelta.

La consola reconocerá el disco en cuanto lo pinchemos a uno de sus puertos USB, ahora solo tendremos que ir a Configuración para formatear la unidad y en seguida podremos empezar a mover juegos desde nuestro disco «Interno» hacia éste nuevo disco «externo». Podremos ponerle el nombre que queramos por si usamos varios discos y queremos distinguirlos, e incluso podemos decirle a nuestra Xbox One que esta será la unidad por defecto en la que deberá grabar los juegos que nos descarguemos desde el bazar, lo cierto es que es todo muy sencillo e intuitivo.

En cuanto a los precios… podéis encontrarlo en pccomponentes.com por 132 euros o en amazon.es por unos 137, y si, seguro que hay más comercios en los que podemos encontrarlo aún más barata, pero éstos son los que yo conozco así que si la encontráis mejor de precio, no dejéis de informarnos en los comentarios, que seguro que más de un compañero os lo agradece.

Y encima… 14 días de Xbox Live

Si… además de todas sus virtudes, el disco nos trae una tarjetita con 14 días de prueba en Xbox Live Gold, que no es ninguna mayoría, pero oye, menos da una piedra aunque sea pómez, no nos vamos a quejar a éstas alturas por que nos regalen algo, ¿verdad?

Otras opciones

Por supuesto… hay otras opciones, como hemos dicho antes, cualquier disco USB3 (mínimo 256GB) debidamente formateado nos hará el servicio, pero oye, éste es tan… tan cantón con ese verde extraño…

My Passport XSi quieres algo más sobrio, puedes optar por la opción que nos propone Western Digital (otro reconocido fabricante de discos duros).

WD también se ha «unido» a Xbox publicando un disco mucho más elegante que pretende mantener las líneas de diseño de la Xbox One (y de hecho, lo hace muy bien), es una opción estupenda también con 2TB que podremos llenar de juegos y que nos va a salir poco más o menos al mismo precio (amazon.es) – My Passport X.

Así que ya sabes… al menos en Xbox One y estamos cubiertos en cuanto al espacio en disco, ahora me pregunto porqué narices Sony no mueve ficha y hace algo parecido, pero supongo que eso es material para otro artículo, en otro momento…

Os dejo con algunas fotos de mi disco… si, si… fotos reales, en mi mesa con una iluminación pésima y echas desde el móvil, pero oye… así podéis ver sin photoshop ni tonterías, qué es lo que os vais a encontrar en cuanto abráis la caja (que no se diga que no se me ocurren justificaciones a un trabajo chapucero).

Ahora por supuesto… hay que ir pasando los juegos al disco externo para que nuestro pobre disco interno pueda respirar en paz. Y luego si eso, después de una bien merecida cervecita, podremos empezar a planear locuras futuras, como por ejemplo… poner un disco SSD en una caja externa y utilizarlo para esos juegos que arrancamos cada día (en mi caso… Neverwinter), acelerando su carga y pintando una sonrisa en nuestra cara.

Si será por locuras que se le pueden ocurrir a un jugón con demasiado tiempo libre…

Written by: Ratgax

Empecé en ésto de los videojuegos cuando los ordenadores tenían teclas de goma y se enchufaban a la tele con un cable de antena. Especialista en sacar a pasear el látigo y en encontrar todos y cada uno de los fallos de programación que pueda tener un juego.

4 Comentarios Added

Join Discussion
  1. ¿Verde? Pues siento decirte que de bonito no tiene nada y además, seguro que queda feo en cualquier lado. Yo hubiera optado por un negro ‘consola’ con algún detalle en verde (ribete, logo…) pero ¿verde?

    Salvando el detalle que puede competir en fealdad con un Warframe, me parece una buena compra. Yo tengo en la ONE un disco Toshiba de 1TB, USB 3, sin alimentación y con un negro que no desentona con la consola y estoy muy contento con él. La opción de poder pasar los juegos a un disco duro externo es uno de los grandes aciertos de esta ONE. 

  2. Me gusta el color verde pero discreto lo que se dice discreto no es. Pro suerte se le puede dar la vuelta.. Lo que me asusta.. 2Teras para juegos?? Cuanto ocupa cada uno de media??

  3. El que quiera una opción «negro consola» tiene el My Passport X de Western Digital (o cualquier otro disco del mercado), una de las pocas gracias del disco de Seagate es precisamente ese color verde con el inequívoco logo de Xbox.

    Pero tenéis razón, es cantón el condenado 🙂

  4. En la 360 (con RGH) tengo adaptado un disco duro de 1TB y me caben juegos a cascoporro, en las consolas de nueva generación, con lo que ocupa cada juego, no sé yo si sale rentable. Necesario es, eso sí.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

fasebeta.net

faseßeta.net es lo que pasa cuando coges el cerebro de unos pocos jugones (bueno, la mitad que no usamos para jugar), lo mezclas con ganas de compartir con los demás, esfuerzo, dedicación, buen humor y una pizca de ron, y lo agitas todo en una coctelera.