Toy Soldiers Cold War (Ecos del Bazar)

Toy Soldiers Cold War - Cabecera

Hoy presentamos el segundo juego de la serie Toy Soldiers, y de momento último. ¿Mas de lo mismo? ¿Peor? ¿Mejor? Pasen y vean.

Lo que se Ve

Los que hayáis leído el anterior análisis sobre la serie ya sabréis de que va esto, pero para los que no, Toy Soldiers: Cold War es un juego de estrategia Tower-defense en el que utilizamos soldados de juguete y sus correspondientes maquinas bélicas, para defender nuestras base contra las hordas enemigas.

En este segundo juego, abandonamos la I Guerra Mundial para ir a conflictos mas cercanos en el tiempo. Quizás no tengan el mismo romanticismo de la Gran Guerra pero si que nos resultarán más reconocibles. Estamos en la Guerra Fría y el Comunismo amenaza al mundo “libre”.

En esta ocasión nuestros soldados están sacados directamente de esa época, enmarcados en una guerra que afortunadamente no tuvo lugar y amenizados con ciertos toques de parodia.

Las mecánicas básicas del juego no han cambiado, aunque si los escenarios. Hemos dejado atrás las trincheras para combatir ahora en las calles de las principales metrópolis europeas y en las selvas mas tupidas de Asia.

Toy Soldiers Cold War - Foto 01

La premisa básica se mantiene. Estamos en un diorama de juguete, donde tienen lugar nuestras batallas. El enemigo lanza oleada tras oleada contra nosotros y debemos detenerlos antes de que lleguen a nuestra caja de juguetes. Para ello contamos con una serie de torretas con armas diferentes. De la colocación de estas y de como las vayamos mejorando dependerá nuestra victoria.

El armamento en esta ocasión ha sido modernizado, tenemos artillería, morteros, antiaéreos, antitanques, ametralladoras y “unidades especiales”. Adicionalmente contaremos con las siempre útiles alambradas, aunque ya os digo que no serán muy necesarias la mayoría de las veces.

El armamento de nuestras torretas es muy básico al principio, pero a medida que derrotemos oleadas enemigas y ganamos dinero podremos mejorarlas hasta tres veces, obteniendo con ello un mayor poder bélico, aunque no siempre es necesario, a veces una torreta que dispare mas rápido es preferible a una mas avanzada que lo haga lentamente.

Debido al cambio de escenario no podemos céntranos en un único tipo de armamento. Si en el anterior juego era posible pasarse algunas fases usando únicamente ametralladoras, por ejemplo, en Cold War las cosas no son tan fáciles. El enemigo cuenta con infantería, si, pero también con tanques, muchos tanques, helicópteros, aviones, lanzadoras, etc.

Toy Soldiers Cold War - Foto 06

Hay que andarse con mucho ojo, ya que los cambios en las maniobras bélicas dotan a ciertas unidades de peligrosas habilidades en nuestra contra. Podemos tener una línea de antitanques que elimine cualquier blindado, pero si nuestro enemigo utiliza APCs descubriremos que al llegar a cierta distancia descargan a su infantería en nuestras narices y que nuestra línea será fácilmente superada si no tenemos una ametralladora que pueda hacer frente a la nueva amenaza.

Es por esto por lo que en TS:Cold War es necesario planear una defensa por capas y tener muy claro que puede y que no puede hacer cada unidad enemiga. En ese aspecto este juego es más difícil que su predecesor, pero un par de nuevas mecánicas vienen en nuestra ayuda: los Vehículos a Batería y los Bombardeos.

Como en el anterior juego, tenemos a nuestra disposición modelos de aviones y tanques que podemos pilotar por el campo de batalla. También podemos hacer un uso manual de nuestras torretas, eso no ha cambiado, pero la gracia de estas unidades es que nos dan movilidad, nos permiten ir hasta el campo enemigo y atacarle en su fuente. En el primer Toy Soldiers estos vehículos eran poderosos pero limitados, ya que en el periodo eran armas nuevas recién desarrolladas, pero en Cold Wars estas no son ya armas nuevas, sino los auténticos caballos de batalla. Tenemos a nuestra disposición Tanques, Helicópteros y Aviones, todos ellos devastadores contra el enemigo, pero todos con el mismo talón de Aquiles, la batería.

Son vehículos a pilas, que solo podemos usar por un tiempo limitado antes de que se autodestruyan y debamos esperar mientras se cargan.

Toy Soldiers Cold War - Foto 05

Los bombardeos son ataques especiales que conseguimos al obtener un buen combo con el enemigo. Debemos matar de media, unas 40 unidades enemigas seguidas, usando una de las torretas para que aparezca una unidad enemiga marcada con una estrella roja. Si la eliminamos recibiremos un Bombardeo aleatorio que podremos utilizar cuando la situación lo requiera.

Estos bombardeos son cosas como, lanzar un ataque nuclear, un bombardeo de saturación, un láser orbital, el apoyo de un avión artillero al estilo Call of Duty y la aparición del Comando, un Rambo indestructible capaz de erradicar al enemigo sea lo que sea durante un breve espacio de tiempo.

Además de todo esto Toy Soldiers:Cold War incluye un buen número de cosas más. Vuelve el modo Supervivencia, un Multijugador tanto competitivo como cooperativo, a través de Live y en pantalla partida, desafíos, medallas, coleccionables, objetos escondidos, cinco modos de dificultad realmente diferentes… la verdad es que da para mucho.

Toy Soldiers Cold War - Foto 03

Lo que Hay

Si os gustó el anterior juego, este es casi una compra obligada. Es cierto que es más de lo mismo y mejor se diría, pero si la premisa no os atrae no hay ninguna razón que pueda hacer que os interese este juego.

El Tower-defense es un género que tiene tanto adoradores como detractores, como todos, pero quizás son más los que lo odian que los que lo aman, cosas que tiene la vida.

Podría parecer que la secuela de Toy Soldiers es otro juegazo, pero hay algunos puntos negros a tener en cuenta.

La premisa básica de todo Tower-defense es que usaremos nuestras torres para ganar. En el primer Toy Soldiers se nos daba la opción de controlar las torretas a mano y los vehículos para dar mas variedad.

En Cold War los Vehículos a Batería y los Bombardeos, aunque son un gran añadido al juego también lo cambian totalmente. Es posible pasarse pantallas enteras dependiendo casi exclusivamente de la potencia de fuego de estos vehículos. Combinando un vehículo con un bombardeo y vuelta a empezar podemos diezmar al enemigo casi sin preocuparnos de nuestras torretas. Quizás no obtengamos un resultado perfecto, pero podremos ganar.

Es como si se hubieran centrado en dar demasiado protagonismo a los vehículos y hubieran abandonado la esencia del Tower-defense mas puro. No esta mal, pero no es exactamente lo que me esperaba, ya que en ocasiones me parece mas un juego arcade de pilotar cacharritos que un juego de estrategia.

Toy Soldiers Cold War - Foto 07

Para compensarlo en los niveles de dificultad superiores no se pueden usar estos cacharros con tanta asiduidad, pero tampoco se pueden controlar las torretas a mano, en pocas palabras, el juego da un salto de dificultad tan bestia que es como si fuera otro juego.

Y por ultimo tenemos los Jefes Finales, que también están retocados y no para bien, en mi opinión.

En Toy Soldiers los Jefes eran maquinas imposibles a las que había que derrotar en la oleada final del nivel. Para ello debíamos tener listas las armas apropiadas en el momento justo para enfrentarnos a ellos. Esto requería que durante el resto de la partida fuéramos ahorrando dinero para cómpralas o que estuviéramos pendientes de colocar esto o aquello a tiempo. Era difícil, pero ver morder el polvo al Jefe era una grata recompensa.

En Cold War los jefes salen durante medio nivel o así, suelen ser maquinas monstruosas que ahora vuelan, se sumergen o son gigantescos Mecha. Suelen ser capaces de producir oleadas de soldados por si mismos, lo que hace que no podamos concéntranos en ellos únicamente sino que debamos defendernos de los “pequeños” también.

Pero lo peor es que se regeneran una vez destruidos, y hay que matarlos unas cuatro veces para acabar con ellos. Ya no se trata de ir preparando la estrategia de como derrotarlos, sino que es un simple combate de fuerza bruta, que además suele acabar mal para nosotros en nuestro primer enfrentamiento ya que el Jefe suele jugar sucio

Toy Soldiers Cold War - Foto 02

Expansiones

Cold War tiene dos expansiones, Napalm y Evil Empire. Son dos DLCs que añaden tres niveles adicionales cada uno, tres logros más, mapas de supervivencia, minijuegos extra, etc.

Napalm se basa en el conflicto de Vietnam y Evil Empire nos permite usar a los rusos como protagonistas en vez de villanos, para que llevemos el poder de los Soviets al corazón del imperio capitalista. No tienen un especial carisma, pero para aquellos que quieran completar el titulo o simplemente sean adictos a su estilo de juego, como yo, son un must have.

Conclusiones

Toy Soldiers:Cold War es un buen juego. No es igual a su predecesor aunque lo parezca y puede que no contente a los seguidores del primer título. A mí me ha gustado, pero reconozco que lo veo con menos estrategia que su antecesor y con mucho más tiros, explosiones y pantochadas de estas. Quizás sea un signo de los tiempos, a lo mejor está hecho adrede, lo cierto es que me ha dejado una sensación agridulce.  Pese a todo llevar al comando en una razzia de destrucción es algo que no tiene precio, y si os va la música ochentera, vais a reconocer muchas de las canciones de la época en su banda sonora.

Written by: goblinmaster40k

3 Comentarios Added

Join Discussion
  1. Jo, deja de ponerme los dientes largos con estos juegos.

    Como el anterior, me llama muchísimo la atención. SI me entero de alguna oferta chula caen seguro.

  2. Pues no se, me quedo con una curiosa sensación… por un lado parece muy divertido pero por otro, tengo la impresión de que hay demasiados factores que pueden porculizarme (joer, que bien me expreso…), esos jefes que se recomponen, o la necesidad de tener que estar controlando las torres no me pitufa mucho que digamos.

    En fin, creo que en su día compré el primero así que intentaré jugarlo un día de estos, y luego, ya veremos 🙂

  3. Veamos….. excepto para sacar ciertos logros o pasar algunas pantallas mas bien dificilillas no suele ser necesario usar las torretas por ti mismo…., el juego lo hace solo y prima mas lo que pones, donde lo pones y cuanto lo mejoras que no lo bien que se te d a ti disparar. Ahora bien, en esta segunda etapa los vehículos ganan un tremendo protagonismo, tanto que casi son imprescindibles, y manejarlos no es fácil al principio, luego le pillas el tranquillo…..

    Para mi el primero es mejor en cuanto a ambientación y novedad, ahora este Cold War tiene muchas mas cosas por hacer, vamos que es una compra sustanciosa si te gusta rejugar los juegos varias veces intentandolo de una forma distinta cada vez.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

fasebeta.net

faseßeta.net es lo que pasa cuando coges el cerebro de unos pocos jugones (bueno, la mitad que no usamos para jugar), lo mezclas con ganas de compartir con los demás, esfuerzo, dedicación, buen humor y una pizca de ron, y lo agitas todo en una coctelera.