Análisis – Tatsunoko vs. Capcom: Ultimate All-Stars

Plataforma: Wii, Arcade
Género: Lucha
Desarrolladora: Eighting
Distribuidora: Capcom
Modos de Juego: 1 jugador (arcade, survival, time attack),  2 jugadores (versus), hasta 4 jugadores (minijuegos) y multijugador online.

¿Qué puede aportar un juego de lucha desarrollado para una consola como Wii (que no es HD), si además la idea de partida es tan «manida» como el enésimo «crossover» de una «serie» como pueden ser los «Vs.» de Capcom? ¡Pues mucho! Lo que es increíble, es que un juego como éste sea mejor que títulos para consolas de última generación como el Street Fighter IV (que devolví a la tienda al día siguiente de comprarlo, por lo que me defraudó).

Pero, ¿que tiene «Tatsunoko vs. Capcom» que lo haga tan especial?

Antecedentes

El juego puede considerarse la «séptima entrega» de la de la serie «Vs.» de Capcom, que incluiría títulos como «Marvel vs. Capcom» o los afamados «SNK vs. Capcom». Sin embargo, es el primer juego de la serie en utilizar las 2,5 D. Es decir: el juego utiliza personajes en 3D sobre fondos renderizados también en 3D, pero la acción se mantiene fija en un «plano 2D», para dar una sensación «retro» muy agradable para los fans de los juegos de lucha «tradicionales», mientras se disfruta de la calidad gráfica conseguida por el «modelado» en 3D.

Y es que de los «dibujos animados» de las versiones de Dreamcast hemos llegado a unos personajes creados mediante polígonos con un nivel de detalle asombroso. Estad seguros de que este juego, pese a no ser HD, exprime al máximo las posibilidades técnicas de la consola de Nintendo.

El juego es un clásico «crossover«, donde se mezclan personajes procedentes de dos «licencias» de éxito (al menos, de claro éxito en Japón), como son en este caso Tatsunoko (¡llegó a participar junto a Gainax en Neon Genesis Evangelion!) y Capcom (sobran las palabras).

Lo cierto es que el juego ha tenido muchos problemas para salir de Japón, y ha sido por culpa de las «licencias» de exclusividad que determinadas compañías americanas tenían sobre ciertos personajes de Capcom y, sobre todo, de Tatsunoko. Eso ha ocasionado que al final, la versión europea cuente con 22 personajes, de los 28 que existen en el juego según la versión jugada (plataforma Wii o Arcade, versión japonesa o no japonesa).

Pero lo bueno, es que al final el juego sí ha llegado, y apenas un par de meses después de su lanzamiento en Japón.

Los Personajes

Son parte indiscutible del éxito del juego, si bien es cierto que frente a algunos clásicos y conocidos, han aprovechado para «rellenar» con algunos que resultarán poco conocidos, excepto para los fans más expertos del manga y anime japonés. De todas formas, teniendo que limitarse a «sólo» 22 personajes (11 por bando), siempre hay alguno que tú hubieras escogido y que se ha quedado «en el tintero».

Por parte de Tatsunoko encontraréis a Ken «el águila» y Jun «el cisne» (de Gatchaman, más conocida en España como «Comando G»), a Yatterman y Doronjo (de Yatterman), a Casshern (de Neo Human Casshern), a Tekkaman (de Tekkaman, The Space Knight), a Karas (de Karas), a Polymar (de Hurricane Polymar), a Hakushon Daimao (de Hakushon Daimao), a Ippatsuman (de Gaykuten Ippatsuman) y al gigantesco Gold Lightan (de Golden Warrior Gold Lightan).

Por parte de Capcom tenemos a Ryu, Chun-Li y Alex (de diferentes versiones de Street Fighter), a Morrigan (de Darkstalkers), a Batsu (de Rival Schools), a Rock Volnut y Roll (de Megaman Legends), a Saki Omokane (de Quiz Nanairo Dreams), a Joe (de Viewtiful Joe) y al enorme PTX-40A (de Lost Planet). El jefe final, Yami (de Okami) también es de Capcom.

Yo aún no los tengo todos, pero se supone que también debería estar Frank West (de Dead Rising) por parte de Capcom. Y es que como explico en la sección de extras, varios de los personajes son «ocultos» y hay que desbloquearlos en la «tienda del juego» a cambio de los puntos que vas obteniendo por jugar en cualquiera de los modos. Al menos, Frank sale tanto en la caja del juego como en la intro de la versión europea (americana).

Es de reseñar que cada uno de los personajes conserva su «estilo gráfico original» y muchas de sus características idiosincráticas, como pueden ser las «magias» de los personajes de Capcom. Sin embargo, no te creas que los personajes de Tatsunoko (más especialistas en el «cuerpo a cuerpo») van a estar en desventaja… ¡seguro que saben apañárselas muy bien!

El Sistema de Juego

De entrada, se plantea como sumamente sencillo, puesto que bastan «3 botones» para poder dominarlo: ataque fuerte, ataque medio y ataque débil, que pueden utilizarse indistintamente para lanzar un puñetazo/patada, o la magia asociada.

En realidad, nos hace falta un «cuarto botón»: el de «asistencia«. ¡Y es que el juego nos obliga a elegir «una pareja» de luchadores, que se enfrentarán a la «pareja» rival, pudiendo turnarse entre ellos en cualquier momento durante el combate, bien sea para «retirarse» a descansar (y reponer algo de vida), o para entrar «a saco» en mitad de un combo para producir más daño todavía al rival.

Me ha impresionado la «versatilidad» del juego en cuanto a los sistemas de control soportados. Además de la combinación de Wiimote y Nunchuk (no deja de ser divertido agitar el «nunchaku» para dar saltos, aunque sea poco preciso), permite el uso del «mando clásico» de la Wii, del mando de la GameCube (sí, aún los conservo en casa), ¡o del exclusivo mando «arcade» desarrollado a propósito para la ocasión y que lleva el mismo nombre del juego! Claro, que si el juego te cuesta unos 40 €, ¡el mando solo cuesta 80 €! Me temo que si no me invitan en la tienda, no tendré ocasión de probarlo 😉

De todas formas, insisto: es facilisimo hacerse con el control del juego con cualquiera de los sistemas mencionados, y hacerse un experto lanzando todo tipo de golpes, magias y combos.

Ya hemos dicho que el jugador cuenta con un equipo de 2 personajes que luchan juntos ayudándose mutuamente, con la excepción de los «gundam» (gigantes) de cada equipo, que tienen que luchar solos, sin compañero. En cualquier caso, la variedad de combinaciones que podemos hacer es tremenda, dotando al juego de una gran frescura, puesto que al ir cambiando de táctica los combates son siempre novedosos y entretenidos.

Y es que el personaje de «relevo» puede entrar atacando directamente, o incluso puede utilizarse el movimiento de «asistencia» para lograr contraataques que paren el ataque enemigo. Se pueden realizar ataques de «snapback» (que obligan al contrario a cambiar de personaje e impiden temporalmente los relevos), y existe la típica «barra de carga» (barra de ira) que permite almacenar varios niveles de energía para gastarla de golpe en espectaculares «súper» combos (que a su vez, pueden ser frenados por un súper combo del rival).

Por si fuera poco, existe la opción de lanzar al rival al aire, y atraparlo inmediatamente con una «asistencia» del compañero, ocasionando un enorme daño… ¡claro que puedes sacrificar parte de tu energía almacenada en una maniobra defensiva que conseguirá librarte del oponente! 🙂

¿Quieres más? Pues también podemos lanzar ataques «baroque«, donde el personaje sacrifica parte de su vida mientras un halo irisado le rodea, permitiéndole dar una soberana paliza a su contrincante.

El resultado final es un juego dinámico y fluido, ¡y muy adictivo!

Los Gráficos

Ya hemos adelantado que pese al «planteamiento» 2D, tanto los personajes como los fondos están «renderizados» en 3D, dando una calidad impecable al resultado final: el juego es lo mejor en gráficos que he visto para la Wii hasta el momento, sin duda alguna.

Y es que para dar más «realismo», los escenarios se van transformando a lo largo del combate, viéndose incluso afectados por según qué tipo de golpes o por el propio transcurso del combate… Hay uno de ellos, que es una «ciudad» que termina destruida, que es una pasada, ya veréis… También es posible que algunos de estos «golpes especiales» nos lleguen incluso a «transportar» a otra parte del decorado, añadiendo por tanto un «limitado movimiento 3D» por los mismos.

Ya os he dicho que cada personaje conserva sus «características gráficas originales», ¡pero todo el diseño gráfico ha sido realizado a partir «de cero»! Se nota que el diseño de los personajes se ha realizado «exclusivamente» para este título, especialmente en sus movimientos y animaciones, que son realmente espectaculares. No hay más que ver la calidad de los «gigantes» de cada bando, para darse cuenta de lo que hablo.

Pero, ¿para qué esperar? ¡Seguro que se os caerá la baba con la «intro» del juego!, perfectamente equiparable a un «corto anime» de la mejor calidad. De todas formas, también alucinaréis «en colores» (literal, lo de los colores) con los «súper combos» y con las escenas «finales» del juego.

Aunque no es una consola de «alta definición», los efectos de luz y color logrados con las «magias» y los «ataques especiales» son realmente espectaculares e irreprochables. Por supuesto, el juego es completamente fluido en cualquier momento, independientemente de la acción realizada.

Música y Sonido

Ya desde la misma intro del juego, una maravillosa canción (Across  the border) interpretada por la jovencísima Asami Abe nos hace presagiar lo «mejor de lo mejor» en este apartado. ¡La sincronización entre imagen y sonido de la intro es genial! Claro, eso si la ves en YouTube, o si tienes una versión japonesa del juego… Los muy *** han «retocado» la canción de la versión americana/europea añadiendo alguna estrofa a ritmo de rap (¡buargh!), ¡y han hecho una nueva «intro» con imágenes fijas que nada tiene que ver con la original! He leído que se puede «desbloquear» la intro original como un «extra», pero de momento, no la he visto por ningún sitio del menú.

Durante la partida, nos acompañará una selección de melodías originales junto a otras que son claros «remixes» de las «músicas originales» ligadas a los personajes más emblemáticos. Así, será más fácil «refrescar la memoria» y recordar viejos tiempos 😉

En cuanto a los «efectos de sonido» son impecables: acompañan perfectamente la ejecución de cada golpe, dando incluso la sensación de «efectividad» adecuada, según el tipo de golpe lanzado y el sonido producido al impactar. Cada personaje tiene además su propia «voz», que le dotará de personalidad propia a la hora de gritar, quejarse, o amenazar al rival.

Extras

Para amortizar el título, además de los clásicos modos «arcade», «survival» y «time attack», disponemos de una serie de minijuegos que podemos desbloquear según avancemos por el «juego principal», cambiando los puntos conseguidos en la «tienda del juego«. Tienda donde también habrá que desbloquear al «resto de jugadores», puesto que como era de suponer, no empezamos con los 22 «disponibles» desde el principio, sino que habrá que luchar sin parar y conseguir muchos puntos para poder tenerlos a todos (Y salen «caros», la re-jugabilidad está asegurada si quieres los 22).

Lo divertido de los minijuegos es que pueden participar hasta 4 jugadores, y que además cada «personaje emblemático» tiene su propio minijuego. Así, podremos lanzar «hadokens» con Ryu, derribar plataformas con las «speedkick» de Chun-Le, esquivar bombas en bicicleta mientras controlamos a Doronjo, jugar al béisbol con Ippatsuman, destruir asteroides con Saki… Aún no tengo «puntos» para desbloquearlo todo, pero… ¿habrá 22 minijuegos, uno por personaje? ¿?

Casi se me olvidaba… ¡Ya estáis tardando en avisarme en cuando alguno lo compréis, para probar la opción del juego «online», que utiliza la nueva «Conexión wi-fi de Nintendo» (el nombre que han dado a la red global de consolas Wii conectadas).

Conclusión

Parece mentira que 480 p den para tanto. Aquí es donde se nota la experiencia de Capcom en el sector. Y es que el juego es indispensable para aquellos que seáis fans de los «juegos de lucha», y es un producto totalmente recomendable para aquellos que no los conocéis tanto. Sinceramente, es de lo mejorcito que os podéis encontrar ahora mismo en las tiendas.

Lo mejor:

La calidad gráfica, que exprime hasta el último píxel y megahercio de la Wii.
La calidad sonora, con canciones y efectos de sonido de altísimo nivel.
La jugabilidad: la facilidad de manejo lo pone al alcance de cualquir tipo de jugador.

Lo peor:

22 personajes son «pocos» para un «crossover»: además, faltan algunos de los más conocidos.
El ¿jefe final? ¡Vaya birria, por favor!

Comenta esta entrada en el foro

Written by: Anghlar

fasebeta.net

faseßeta.net es lo que pasa cuando coges el cerebro de unos pocos jugones (bueno, la mitad que no usamos para jugar), lo mezclas con ganas de compartir con los demás, esfuerzo, dedicación, buen humor y una pizca de ron, y lo agitas todo en una coctelera.