Análisis: No More Heroes


Cuando al artista Goichi Suda se le ocurrió trabajar para Wii, a todos se nos vino a la cabeza el genial Killer7 de PS2 y GameCube. Así que el bueno de Suda y su grupo de Grasshopper Manufacture se pusieron manos a la obra y sacaron a la venta en el 2008 uno de los mejores juegos de la plataforma de Nintendo.

Y aprovechando que se viene encima la revisión del juego para Xbox 360 y PS3 (con la coletilla de “Heroes Paradise”) y la segunda parte también para la Wii, pues vamos a aprovechar y recordar las virtudes de dicho juego.

Welcome to Santa Destroy, California

No More Heroes nos pone en la piel de Travis Touchdown, asesino que vive en un motel en la ciudad ficticia de Santa Destroy, en California, y que, curiosidades del destino, consigue comprar por internet la famosa Beam Katana, una especie de espada láser a baterías.

Travis, como buen friki que es, se queda sin dinero tras gastárselo en figuritas anime y videojuegos, y para salir del bache, acepta el encargo de asesinar a un tal Helter Skelter. Lo que el bueno de Travis no sabía, es que Skelter era el último de una lista de 11 asesinos (La UAA, o Asociación de Asesinos Unidos), a cual mejor, y que ahora formaba parte, sin haberlo deseado, de dicha lista, como asesino nº 11. Al formar parte de dicha lista, todos los que vengan de nuevos intentarían asesinarlo para escalar posiciones, por lo que a él solo le quedaba llegar hasta lo mas alto. Subir o morir.

Pero no estaremos solos, ya que contaremos con la inestimable ayuda de la bella Silvia Christel, que irá organizándonos cada uno de los combates, dándonos pistas e instrucciones para derrotar a nuestros enemigos. Aunque es un bombón, es una pena que no confíe en nosotros.

Otros personajes que estarán con nosotros son, Thunder Ryu, nuestro entrenador de artes marciales que nos ayudará a mejorar nuestras habilidades; Bishop Shidux, el único amigo de Travis, que regenta un Videoclub y que nos proporcionará vídeos de lucha libre y otro tipo de vídeos de lucha… mas libre todavía (XD); y por último nuestra gatita Jeane, que nos agradecerá que juguemos con ella de vez en cuando.

El Sandbox de Wii

A falta de un GTA, No more Heroes se nos ofrece como una alternativa mas fresca y friki de las aventuras que Rockstar suele ofrecernos.

Manejaremos a Travis en un entorno Sandbox, o entorno libre donde podremos ir a cualquier parte de la ciudad, ya sea para cumplir las misiones principales, o para entretenernos con las misiones secundarias, como trabajar, o asesinatos menores. Y es que antes de enfrentarnos a un nuevo asesino  de la lista principal, necesitaremos una buena cantidad de dinero, y éstas son las maneras de conseguirlos: trabajando o matando. Cabe destacar los trabajos, que aunque son menos remunerados, son bastante divertidos, como recoger cocos, cazar escorpiones, o segar el césped.

La ciudad de Santa Destroy es bastante grande, aunque palidece ante grandes títulos del género. Aun así, no le hace falta mucho mas. Durante la aventura, aparte de ganar dinero, podremos ir al Dojo de Thunder Ryu, al almacén de la Doctora Naomi para que nos provea de nuevas armas, a la playa a dar un paseo, o incluso pulular por la ciudad para encontrar cada una de la esferas de Lolikov que hay esparcidas (y por las cuales se nos premiará), o simplemente, encontrar dinero enterrado en la hierba gracias a nuestra espada. Podremos ir a pie, o utilizar nuestra moto Schpeltiger para ir mas rápido.

En donde el título realmente es grande es en los diferentes enfrentamientos contra los asesino de la UAA. Cada uno de nuestros 11 enemigos tiene una particularidad que se ve plasmada en el nivel que tendremos que recorrer antes del enfrentamiento final.

Por ejemplo, el número 09 se hace llamar Dr. Peace, y nos esperará en el centro del estadio de béisbol, por lo que antes de enfrentarnos a él, tendremos que recorrer los pasadizos del interior del estadio deshaciéndonos de sus compinches a base de espadazos y llaves de lucha libre. La número 6, Holly Summers, nos esperará al final de la playa en un traje de baño con textura militar, y un arsenal de granadas, por lo que antes de llegar a ella, nos recorreremos una playa preparada con trincheras, como si estuviéramos en una guerra.

Y es que cada uno de los enemigos es totalmente diferente al anterior, y requerirá de una estrategia nueva para acabar con él. Deberemos observarles (y disfrutar con cada uno de sus movimientos… atención al nº 7, Destroyman) para conseguir la mejor manera de derrotarles. En este punto, Suda y sus chicos han hecho un buen trabajo.

Pero hablemos de Travis. Como ya hemos dicho, vive en un motel. Desde su habitación podremos gestionar las partidas salvadas (en el water, buen lugar para pensar), jugar con Jeane, ver la TV, admirar nuestra colección de máscaras de luchadores (que previamente hemos recogido en nuestras aventuras), cambiarnos de ropa, tomarnos algo, elegir un nuevo arma, ver el mapa, atender a las llamadas que nos indicarán nuevos objetivos… vamos, que Travis tiene todo lo que necesita en su pequeño hogar.

A nuestro protagonista lo manejaremos con el Nunchuck mientras que para atacar, zarandearemos el Wiimote de un lada para otro, como si estuviéramos espantando moscas. Y es que se ha creado un sistema de ataques que variará dependiendo de la dirección de nuestro “corte”.

Además, podremos hacer llaves de lucha libre moviendo al mismo tiempo ambos controles, según las flechas indicadas en pantalla, por lo que las agujetas (y las risas) están aseguradas.

Aparte, cada vez que vayamos derrotando enemigos, nos irán obsequiando con monedas, e items que rellenarán nuestra vitalidad, o la barra de poder de nuestra espada… porque sí, a nuestra espada, como comentamos antes, se le gasta la batería, y la manera de recargarla es moverla rápidamente de arriba hacia abajo, y rápido, porque mientras recargas tu arma, los enemigos no durarán de aprovecharse de tu momento de debilidad, por lo que es importante encontrar el momento adecuado.

Por último, comentar que después de algunos combos, pasaremos a una máquina tragaperras que dará a Travis algunas habilidades temporales extra, dependiendo del resultado.

Por último, destacar el continuo homenaje a la era de los 8 bit que tiene el juego, como la pantalla de clasificación que aparece cada vez que ascendemos de nivel, o incluso el preludio a uno de nuestros enemigos clave, en donde jugaremos a un shoot’em up que podría haber aparecido en la NES. Incluso las musiquillas de dichos eventos suenan a viejuno. Toda una delicia para los que hemos vivido esas épocas.

Cellshading muy bien llevado

Gráficamente el juego luce muy bien. Grasshopper ha sabido explotar al máximo la Wii y nos ha ofrecido un juego muy colorido, lleno de detalles, y con un diseño cellshading que le viene perfecto. Los personajes están muy bien caracterizados, sobretodo Travis, al cual podemos personalizar con múltiples prendas y complementos.

Aun así no podemos decir lo mismo de la ciudad, que aunque es bastante extensa, hay algunas texturas que son algo pobres y repetitivas.  Además, la ciudad está un poco muerta, ya que no nos encontramos con excesiva gente o vehículos en nuestro camino. Da la sensación de que en Santa Destroy hay mas asesinos que gente de a pié.

La interacción con ellos también es nula. Nuestra moto está muy bien, pero no estaría de mas probar algún que otro vehículo mas. Es inevitable mirar a los Sandbox en PS2, y pensar que en Wii se podría haber hecho algo mejor en este sentido.

La jugabilidad es muy buena. En seguida te haces con el control del personaje, y la interacción en las peleas es tan grande, que llegas a perder conciencia de la realidad, y te encuentras, de pie en tu salón, moviendo los mandos de Wii de un lado para otro mientras rebanas a tus enemigos y les rompes el cuello con llaves imposibles. Es muy inmersivo y eso se agradece.

También apuntar, ya que hablamos de las peleas, que la versión europea (y japonesa) del juego han sido censuradas. Cuando acabamos con un asesino, éste estallará en miles de partículas convirtiéndose en puntos y dinero. En la versión americana, la sangre llenará la pantalla de la Wii.

No More Heroes viene con audio en inglés, y subtítulos en castellano. Por lo visto, el audio es el mismo en todas las versiones, y la verdad es que te llegas a encariñar con las voces, sobretodo con la de los dos protagonistas. Eso si, hay algunas voces, como la de la mujer que lleva la casa de asesinatos secundarios (por así decirlo), que es para matarla directamente.

La Música tiene algunas piezas buenas, como el tema principal y sus variantes, pero son solo 6 o 7 canciones destacables. El resto, están ahí, de fondo, y las ignoras. No pasarán a la historia. Eso si, no dejéis de escuchar el tema que han incluido dentro del juego, Heavenly Star, del grupo Genki Rockets (al cual pertenece el mismo Goichi Suda), que por suerte para nosotros (y los japoneses), nos han incluido el videoclip original, y no una especia de trailer, como en la versión americana (algo bueno teníamos que tener).

Conclusión

No More Heroes es una de esas joyas de Wii que todo poseedor de la consola debería al menos probar. Entre tanta morralla, encontramos un juego muy divertido, con una gran duración y originalidad por todas partes. No podremos evitar echarnos las manos a la cabeza al grito de “no me lo creo” cuando vemos según que escenas. Se nota que se ha puesto mucho mimo en cada detalle.

Aunque gráficamente podría estar mejor, lo cierto es que al tiempo de estar jugando, ignoraremos esos detalles y disfrutaremos al 100% de un juego adulto, de esos que la Wii desesperadamente necesita. Recomiendo el juego a todos aquellos que tienen a la consola de Nintendo cogiendo polvo, para que descubran lo que realmente puede dar de si.

Lo mejor

  • Su historia. No se hace para nada pesada, debido a la gran diferencia que hay entre asesino y asesino.
  • El modo en que manejamos a Travis. Sobretodo en los combates.
  • Esos continuos homenajes a la era de los 8 bits.

Lo peor

  • La música… no luce demasiado.
  • La ciudad, parece grande al principio, pero en realidad no lo es tanto.
  • El modo Online… inexistente.

Comenta esta entrada en el foro

Written by: Toshi_akea

fasebeta.net

faseßeta.net es lo que pasa cuando coges el cerebro de unos pocos jugones (bueno, la mitad que no usamos para jugar), lo mezclas con ganas de compartir con los demás, esfuerzo, dedicación, buen humor y una pizca de ron, y lo agitas todo en una coctelera.