Hitman Absolution (Análisis)

De la mano de IO Interactive, y tras seis años sin saber nada del Agente 47, nos llega Hitman Absolution, una gran entrega que ha introducido a nuestro calvo favorito en la actual generación de videojuegos por la puerta grande.

¿Cuántas vidas sacrificarías para salvar una? Esta es la frase característica de Hitman Absolution, y que nos dará a entender que estamos ante un juego que nos va a aportar un gran abanico de decisiones que tomar, ya sea para bien o para mal.

Introducción 

Esta entrega de Hitman se aleja de los juegos anteriores por una simple razón, esta vez, se trata de un contrato personal.

Durante el Prólogo del juego descubrimos que nuestro contacto en la agencia Diana Burnwood, por alguna razón desconocida para nosotros, ha traicionado nuestra causa, revelando datos importantes que comprometen el estatus de la organización, y por eso ha de ser eliminada y, ¿Quién mejor que nosotros, su agente asignado, para hacerlo?

Mientras nos explican los controles y la organización dela interfaz llegaremos hasta nuestro objetivo, momento en el que empieza la verdadera historia del juego, ya que haremos una promesa que tendremos que cumplir. A pesar de ser una parte jugable, este Prólogo a modo de tutorial no nos permite saborear la cantidad de opciones que podemos encontrar y tomar en el juego, aunque si nos introduce los aspectos básicos.

Cuando empezamos la auténtica misión, lejos de tutoriales e historias, descubrimos la grandiosidad de lo que tenemos delante. De estar en un callejón oscuro y vacío pasamos a una zona repleta de gente en movimiento, luces, sonidos, conversaciones y montones de opciones para llevar a cabo nuestra tarea. Una cantidad de opciones que nos abrumará de tal manera que nos hará pasar más tiempo pensando cual escoger que centrandonos en la misión en sí.

Jugabilidad 

La jugabilidad de Hitman Absolution está centrada en el sigilo. Si bien es cierto que podemos pasarnos pantallas enteras a base de pegar tiros, la munición de nuestras armas es un bien escaso, los enemigos son muy duros y siempre que salta la alarma aparecen refuerzos. Todo esto hace que el enfrentamiento abierto y directo sea un reto prácticamente imposible de superar, obligándonos a poner pies en polvorosa cuando estas ocasiones aparecen.

Otro de los factores que nos indica que el juego se centra en el sigilo es sin duda las puntuaciones. El simple hecho de dejar a alguien inconsciente nos restará puntuación a nuestro ranking, al igual que golpear a inocentes o matarlos, ser descubierto o que descubran un cuerpo. Sin embargo, cosas como pasar desapercibidos, matar por accidente o salir de la zona sin causar bajas disparará nuestra puntuación por los cielos.

En todas las misiones vamos a encontrar gente en movimiento que nos pueda servir para ocultarnos, objetos para recoger y usar con el entorno, armas, podremos escuchar conversaciones que nos facilitaran pistas para acceder a nuestros objetivos de manera más eficaz, aparte de poder eliminar a gente para vestirnos con sus atuendos y pasar desapercibido entre el gentío, o usarlos como escudos humanos en un tiroteo. A esto le añadimos el hecho de que todo el entorno es interactuable, hay objetos para la misión ocultos, caminos secundarios, trampas, todo para facilitarnos el trabajo, o complicárnoslo al no saber de qué manera vamos a llevarlo a cabo.

Asimismo cabe destacar que nos encontramos ante una variedad de escenarios enorme, desde una iglesia, hasta un club de Striptease, pasando por minas subterráneas, comisarias e incluso un juzgado. Esta variedad de mapas nos aportará distintas mecánicas de juego, distintas opciones a la hora de cumplir nuestros objetivos y hará que nos estrujemos el coco si de verdad queremos ser discretos y pasar desapercibidos.

A la hora de ejecutar a nuestros enemigos, no se tratará de llegar hasta ellos y pegarles un tiro en la frente, aunque se puede hacer. Podremos envenenarlos, hacerlos volar por los aires, quemarlos vivos, electrocutarlos, tenderles emboscadas, dejarles caer cosas pesadas encima, hacerlos desaparecer por las alcantarillas, todo esto sumado al hecho de poder hacerlo de manera profesional, escondidos y sigilosos, o disfrazándonos de sus guardaespaldas, por ejemplo, y eliminarlo cuando esté solo, o esperar que vaya a mear y estrangularlo. Montones de opciones que nos harán rejugarnos el nivel más de una vez, solo por la curiosidad de ver qué pasaría si cambiamos nuestro “modus operandi”.

Ya que hablamos de rejugar niveles, Hitman Absolution incluye un listado de desafíos que podemos cumplir a lo largo de cada misión, los cuales son opcionales, pero aumentan el porcentaje total del juego y sirven para recompensarnos con bonificaciones especiales de puntuación. En total contamos con 278 desafíos en todo el juego repartidos por cada una de las misiones.

Estos desafíos destacan, entre otras cosas, por su variedad y su dificultad. Ya en el prólogo tenemos algunos desafíos que son sencillos de averiguar, como serían el de Gerónimo, y otros muy difíciles, como los de muerte por accidente. A todo esto hay que añadir que a partir de la primera misión se añaden a este listado unos desafíos “secretos” que solo nos muestran una breve descripción y una imagen, y a partir de ahí, nosotros tenemos que hilar las posibles opciones para sacar ese desafío. Un ejemplo de ello sería el desafío Muerte Velada de la primera misión tras el prólogo, cuya única descripción es: “no hay nada como un hombre de uniforme”. Para completar todos estos desafíos se necesitan muchas horas de juego, muchos reinicios de nivel, y mucha paciencia. En breve FaseBeta.net publicará una guía con todos estos desafíos y su ejecución, para que podáis completar el 100% del juego sin problemas.

Aparte de los desafíos, el juego también incluye un listado de objetos dispersos por el mapa, desde armas hasta disfraces, que tendremos que encontrar y recoger para aumentar nuestro porcentaje jugado. El problema de estos objetos es que solo sabremos cuales son al final de la misión, ya que al completarla nos darán el listado con todos los objetos dispersos en ese mapa y nos mostrará cuales hemos conseguido y cuáles no. Al igual que la guía de desafíos, en breve publicaremos una guía con la localización de todos los objetos en cada uno de los distintos escenarios del juego, ya que hay veces que se nos hará bastante complicado conseguirlos todos.

Disponemos también de una ayuda, llamada instinto, que nos permitirá ver a los enemigos a través de los obstáculos, saber que movimientos van a hacer, nos indican objetos en el suelo, y sirve para hacernos pasar desapercibidos cuando vamos disfrazados o entre el gentío. Aunque parezca una ayuda casual diseñada para facilitar el juego, solo estará disponible en algunos niveles de dificultad, por lo cual, si somos jugadores hardcore, podremos jugar sin ella.

Ahora vamos a pasar a hablar del modo dificultad del juego. En este caso, IO Interactive nos ha traído una variedad de dificultades para todos los gustos, ya que el juego consta concretamente de 5 niveles de dificultad, cada uno de ellos con unas características propias que harán el juego único con cada partida. Aquí os dejamos un listado con las características de cada una para que opinéis al respecto:

-Fácil:

  1.  Se pueden activar puntos de control adicionales
  2. El instinto se regenera
  3. El instinto da pistas
  4. El enemigo reacciona con más lentitud

-Normal:

  1. Se pueden activar puntos de control adicionales.
  2. El instinto no se regenera
  3. El instinto da pistas
  4. Presencia enemiga con tiempos de reacción normales.

-Difícil:

  1. Se pueden activar puntos de control adicionales
  2. El instinto se agota con el uso y no se regenera.
  3. Sin pistas por instinto
  4. Más enemigos que reaccionarán más rápido.

-Experto:

  1. Sin puntos de control activados por los jugadores
  2. El instinto se agota por el uso y no se regenera
  3. Sin pistas por instinto
  4. Máximo número de enemigos y más rápidos.

-Purista:

  1. Sin ayuda
  2. Sin guías
  3. Sin interfaz
  4. Solo un punto de mira.

Como podéis comprobar, se ha introducido una dificultad para cada estilo de habilidad, y además, han sido integradas de tal manera que la misma misión en dos dificultades distintas no se parezca en nada, cambiando las rutinas de los enemigos, la cantidad de estos, la velocidad de reacción, haciéndote tener que pensar más rápido y actuar más deprisa, sometiéndote a presión en todo momento, esperando que cometas un error para ser acribillado a tiros.

Sinceramente no me esperaba encontrar una jugabilidad así en esta generación, aunque el Dishonored se le acerca un poquito en lo que a diversidad y opciones se refiere.

Jugabilidad Online 

Hitman Absolution nos trae un modo online llamado el Modo Contratos, que básicamente se trata de un modo marcadores.

En este modo de juego, nosotros seleccionaremos una pantalla del juego, y la empezaremos a jugar. Tendremos disponibles hasta un máximo de 3 objetivos, que elegiremos a nuestro gusto personal, y que podremos eliminar del modo que queramos.

Estos objetivos, la forma de la que mueran, el arma que se use para ello y el traje, quedarán archivados en los servidores de IO Interactive, y serán los requisitos necesarios para el contrato. Es decir, nuestro modo de juego tendrá que ser copiado por cualquiera que haga nuestro contrato, e intentar superar la puntuación que nosotros hagamos. Como ya he dicho antes, un modo marcadores con la cara lavada.

Sí que es verdad, que se le ha añadido una gran cantidad de filtros, y la posibilidad de valorar positiva o negativamente los contratos que juguemos, ya sean de amigos, de desconocidos o incluso los creados por IO Interactive.

En un principio, este modo de juego necesitaba de un pase online para poder jugarlo, que la desarrolladora acertadamente canceló, permitiendo a los jugadores que vayan a adquirir el juego de segunda mano descargar el pase de manera gratuita desde el bazar.

Un modo que desde mi humilde opinión, se podían haber ahorrado. Hubiese sido mejor un competitivo online, con varios jugadores en partida y un objetivo común, pero no ha podido ser.

Apartado técnico

Después de hablar un poquito sobre los datos del juego, la forma de afrontarlo y las variedades y/o posibilidades que nos ofrece, vamos a dar un vistazo al apartado técnico, que es algo interesante y que a muchos nos hará decantarnos a favor o en contra de una posible compra.

Gráficos 

Gráficamente Hitman Absolution no parece un juego sacado en los finales de una generación de videoconsolas tal y como es el caso. Aunque destaca notablemente por encima de la media actual.

Nos encontramos ante una calidad de detalles y texturas abrumadoras, una variedad de escenarios y paisajes enorme, un diseño gráfico muy centrado en el cine, pareciendo estar en una pelicula más que en un videojuego, pero una definición general bastante baja, aunque siempre hablo de la versión Xbox 360, puesto que queda claro que en PC su magnitud es espectacular

Como ya hemos detallado anteriormente en la sección de jugabilidad, nos encontramos ante el que posiblemente sea el juego con más variedad de escenarios dentro del género al que pertenece. Acostumbrados a juegos centrados en bases de operaciones secretas, como pueden ser los Splinter Cell, este Hitman nos regala una variedad de más de 50 escenarios distintos, desde callejones de una ciudad en una noche de tormenta, a un biblioteca, pasando por una fábrica de armas, un desierto, o un hotel.

Asimismo, el motor gráfico Glacier 2, permite dotar a estos escenarios de una vida en constante movimiento, sin generar caídas de framerate ni nada por el estilo. Sin embargo, en pantallas muy concurridas, sí que he podido comprobar personalmente que en ciertos momentos se puede encontrar un poco de “popping” con los personajes con los que vamos cruzandonos, llenando huecos vacíos.

Para el que no conozca el termino, el “popping” es ese momento en que de la nada aparece un NPC delante de ti. Por suerte, se trata de un problema puntual y que ha aparecido muy pocas veces a lo largo del juego, y siempre con personajes no jugables, lo cual se agradece.

También hemos podido visualizar unos pequeños errores en los que vemos como personajes atraviesan cosas del escenario, como cajas o muebles, algún que otro enemigo cuyo medio cuerpo desaparece tras la pared y algún fallito visual por el estilo.

Lo que sí que ha supuesto para mí un gran error en el modo gráfico es la falta de animaciones en algo tan básico como guardar el arma o abrir una puerta. Sí que vemos cuando desenfundamos la pistola, pero al enfundarla, simplemente desaparece de nuestras manos, y las puertas, al acercarnos solamente se abren, sin ver en ningún momento a 47 extender los brazos para abrirla.

Sí que es verdad que el resto de animaciones han sido muy trabajadas, como el estrangulamiento, los asesinatos por la espalda, la captura de rehenes y el acto de ocultarnos, lo que hace que el hecho de esa falta de animación en algo tan simple sea, para mi gusto, algo tan grave.

Sonido 

Una obra de arte, simplemente.

Aunque parezca una valoración exagerada, el apartado sonoro de esta entrega de Hitman raya la perfección, exceptuado por el doblaje.

Encontramos una banda sonora exquisita, cuidada y desarrollada con todo el cariño para cada una de las fases en la que suena. A pesar de no tener unos temas, llamémosles principales, la música es acertada en todo momento, acompañando en momentos de tensión e intriga, y en momentos más cómicos o frescos.

El apartado de efectos es sin duda el mejor que he oído en esta generación. No solo nos permite escuchar las conversaciones de cada uno de los personajes que tengamos alrededor, sino que podemos oír pasos de la gente acercándose, los objetos cuando caen o se rompen, los casquillos de nuestras balas al caer, la agonía de nuestra victima mientras estamos asfixiándola, o el crujido de las cervicales al partirle el cuello.

Tras haber jugado el juego entero en versión original, con el audio en Ingles, volví a jugármelo en español, y tengo que decir que el doblaje es pésimo. Hay doblajes peores, por supuesto, y el trabajo del actor que encarna a 47 es muy bueno, pero encontramos los doblajes del resto de personajes un tanto mediocres y forzados. Al igual que las entonaciones y estados anímicos de los personajes que parecen no existir, con unos diálogos planos y sin sentimientos. Está claro que los diálogos del Agente 47 han de ser así, pero el resto de personajes no muestran sus emociones en los diálogos, aunque se ven claramente reflejadas en sus gestos y animaciones.

Inteligencia artificial y Curva de dificultad 

Estrenamos apartado de análisis, ya que nos encontramos ante un título en que la IA que nos rodea es crucial para el desarrollo de la historia y nuestro avance.

En Hitman Absolution, vamos a conbatir contra, posiblemente, la Inteligencia Artificial más avanzada que hayamos visto hasta el momento, ya que nuestros enemigos nos pondrán en situaciones complicadas y comprometidas.

El simple hecho de estar en una zona y mover un objeto de sitio puede desencadenar que tengamos que reiniciar el nivel, ya que los sonidos, los objetos que no están donde deberían y el resto de acciones que turben el escenario pondrá a nuestros enemigos en estado de sospecha, haciéndonos el avance muy complicado.

Con esto no queremos decir que el juego sea imposible, ya que la curva de dificultad ha sido muy bien implementada e irá aumentando gradualmente según nosotros avanzemos pantallas y ganemos habilidad. Pero algo tan sencillo como cambiar un objeto equipado por otro que haya en el escenario puede provocar la alarma en los enemigos, que vendrán a investigar, obligándonos a actuar de manera rápida y precisa, eliminando la amenaza o desviando su atención.

Aparte de esto, encontramos que los NPCs no solo están en el mapa para abultar, sino que supondrán una amenaza constante para nuestras acciones, ya sea sospechando de nuestros disfraces, como delatándonos a los guardas por cometer algún acto fuera de lo normal o llevar un arma en las manos.

Asimismo tenemos que hablar de los guardas y/o vigilantes que encontraremos a lo largo del juego. A pesar de que el modo de dificultad normal es bastante asequible, podemos apreciar que las rutinas de estos NPCs varían. No nos encontramos ante el típico guarda que va de una pared a otra y se da la vuelta unos segundos dándonos la espalda, para volver a empezar de nuevo. Aunque está claro que tenemos unos “scripts” con unos movimientos predeterminados, nos encontramos que esa programación está llena de variables, las cuales nos pueden llegar a tener 10 minutos dentro de un escondite esperando el momento oportuno para atacar o escabullirnos sin ser vistos.

Además, vemos que las rutinas de dichos guardas interactúan con las del resto, es decir, si un guarda desaparece misteriosamente sin ser visto, o no contesta a las llamadas, el resto de guardas irán a comprobar que ocurre. Algo que nos puede servir para pasar desapercibidos creando distracciones, aunque también con puede perjudicar mucho en la misión, sobre todo en los niveles de dificultad más elevados, donde estos se mueven y reaccionan mucho más rápido.

A esto hay que añadirle el hecho de que si llegamos a una situación de combate abierto, estamos vendidos, a pesar de ser un asesino profesional. Este ha sido un detalle que me ha gustado mucho, pues en la mayoría de juegos vemos como un solo hombre es capaz de enfrentarse a todo un ejército y eliminarlo sin demasiadas complicaciones. Es este juego no es así, pues los enemigos van bien armados, normalmente mejor que nosotros, y equipados con chalecos antibalas y protecciones, además de tener un equipo de refuerzos preparado para cuando nos detecten y den la alarma.

Por eso mismo, muchas de las veces que nos vemos descubiertos, o somos realmente rápidos y eficaces en eliminar a los que nos han visto antes de que nos delaten, o nos tocará reiniciar el punto de control, o morir entre una lluvia de tiros, independientemente de la dificultad en la que estemos.

Como ya he dicho, es un realismo que me ha gustado mucho, ya que te hace pensarte las cosas antes de actuar, como si se tratase de la realidad.

Conclusión 

Llegados a este punto, creo que ha quedado claro que nos encontramos ante un gran juego, con muchas opciones de desarrollo, con una gran jugabilidad y un apartado técnico muy elaborado y cuidado.

Sin duda es un gran juego dentro del género de sigilo, aunque algunos lo cataloguen de shooter. Un juego que nos permite meternos, no solo en la piel del personaje, sino en su cabeza, obligándonos a pensar como un asesino silencioso, y manteniéndonos en tensión ante la posibilidad de ser detectados en cualquier momento.

A pesar de los defectos que hemos encontrado a lo largo de la campaña, hemos quedado muy satisfechos con el título, tanto en duración como en jugabilidad.

Puntos destacables

A favor:

  1. Duración bastante elevada dentro del género.
  2. Variedad de opciones para llevar a cabo nuestros objetivos.
  3. Variedad de mapas y escenarios.
  4. Rejugabilidad del 100% con desafíos, desbloqueables y mejoras.
  5. Historia de trasfondo, algo ausente en los antecesores a este título.

En contra:

  1. Modo online antiguo y sin atractivo.
  2. Defectos gráficos en pequeña medida.
  3. Leves problemas con la Inteligencia Artificial.
  4. Doblaje al castellano pobre, exceptuando el personaje principal, y sin opción de ponerlo en VO.

Written by: Roberymemi

11 Comentarios Added

Join Discussion
  1. Muy buen analisis. menuda temporada llevamos de lanzamientos… lamentablemente mis escasos euros me obligan a priorizar y antes estan el Dishonored y el Ufo, aunque este Hitman es candidato a compra en un tiempo 🙂

    • Me alegro que te guste. La verdad que la organización de las compañias a la hora de lanzar juegos, desde mi punto de vista, está muy mal organizada. Se lanzan todos los juegazos a la vez y el resto del año nos comemos los mocos con entregas pobres y malas

  2. Yo solo he jugado un Hitman, precisamente el anterior a éste «Hitman: Blood Money» y me pareció realmente bueno, era básicamente un juego de sigilo si, pero muy táctico y superar todas las misiones de forma limpia me costó lo suyo.

    Todavía tengo grabada en la memoria aquella escena final.. uff… espectacular.

    En fin, ya tenía claro que éste Hitman iba a caer sí o sí y el análisis me ha servido para afianzar esa idea. Grande!

  3. Un gran análisis de lo que parece un juegazo en toda regla. Yo nunca he jugado a un Hitman, y eso que he tenido dos originales para pc en tiempos pretéritos…. lo único que se de la franquicia es por la peli, que ya que estamos a mi me gusto a pesar de estar echa con trozos de algunas series de tv….

    Este juego me picaba, mas que nada por que no he jugado a los anteriores y quería probar a ver que tal, y la pinta es impresionante, ahora bien me da que sacarle los logros va a ser un suplicio, que ya mola la verdad. Lastima que yo de sigilo pues….

    Cierto es que hay mucho lanzamiento cañón en estas fechas, cosa normal, aunque ya podrían espaciarlos y aprender de GTA y salir en meses mas tranquilos… en cualquier caso tengo que decir que hay DEMASIADOS juegos de asesinos…. entre los Creed, Dishonered, Snipers, campers en MW, Battlefields etc… hay un empacho de juegos que van de matar mucho y si se puede sin que te pillen. Al final tendrá razón Stephenson y hay que hacer un juego de espadas bien echo….

    Ya lo decia el Capitan:

    «Quien mata de lejos lo ignora todo sobre el acto de matar. Quien mata de lejos ninguna lección extrae de la vida ni de la muerte: ni arriesga, ni se mancha las manos de sangre, ni escucha la respiración del adversario, ni lee el espanto, el valor o la indiferencia en los ojos.Quien mata de lejos no prueba su brazo ni su corazón ni su conciencia, ni crea fantasmas que luego acudirán de noche, puntuales a la cita, durante el resto de su vida. Quien mata de lejos es un bellaco que encomienda a otros la tarea sucia y terrible que le es propia. Quien mata de lejos es peor que los otros hombres, porque ignora la cólera, y el odio, y la venganza, y la pasión terrible de la carne y de la sangre en contacto con el acero; pero también ignora la piedad y el remordimiento. Por eso, quien mata de lejos no sabe lo que se pierde».

    Lo dicho, quiero este Hitman, aunque solo sea para poder ser calvo y ser cool….. por que ser sigiloso no es lo mio.

  4. Vamos a ver, tenemos que empezar analizar juegos que no nos gusten. Lo digo por mantenar saneado los bolsillos, joer, es que esto de poner los dientes largos no mola.

    Yo el Hitman, lo había mirado de reojo pero como diciendo, ¡bah! dejémosle pasar. Ahora vienes tú y dices todas esas cosilla que me han hecho abrir los ojos y… babear. Ahora resulta que mi indiferencia hacia el juego, ha pasado a ¡me gusta!

  5. Jajajajaja, soy un Hypeador en potencia.

    Yo me abstengo de valorar juegos que no me gusten, mas que nada porque se me tiran los lobos al cuello, como con Halo 4.

    Es coña, pero sinceramente, me es muy difícil valorar juegos que no me gustan por el simple hecho de que no suelo comprarlos. Soy muy selectivo a la hora de adquirir juegos, por eso solo saco juegos buenos XDD

    • Pero si lo mejor que hay es destrozar un juego!!!, lo chungo para mi es buscarle algo malo que decir a un titulo que me mole cacho… y su, eres un Hypero Profesional….
      haber a quien extorsiono para poder compramelo….

  6. Rober, si la gracia esta en meterse con las vacas sagradas!. Ademas aqui somos maduros y nos tomas estas cosas racionalmente… Por cierto, ¿¿ya has encontrado el pescado muerto envuelto con papel de periodico y el anonimo «Pagaras pot tus ofensas al jefe maestro??» ]:>

    • Si que me ha llegado si, y lo raro es que viene sin remite ni franqueo XD
      Ya prepararé un articulo que os va a gustar sobre este tema, jajaja

  7. Gran análisis rober y buen juego ahora estoy dándole caña y estrujándome el cerebro para matar de formas distintas y sacarme los desafíos, la verdad que entretiene un buen rato y es buen merecedor de compra.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

fasebeta.net

faseßeta.net es lo que pasa cuando coges el cerebro de unos pocos jugones (bueno, la mitad que no usamos para jugar), lo mezclas con ganas de compartir con los demás, esfuerzo, dedicación, buen humor y una pizca de ron, y lo agitas todo en una coctelera.