¿Dónde está mi agua? (Análisis)

Simpático, original, divertido, ingenioso, adictivo… todo esto es lo que podemos encontrar en ¿dónde está mi agua? Un juego de Disney para iPhone, iPad, iPod Touch y Android.

La verdad es que visto desde fuera, todo lo que rodea a este juego no es muy atractivo que digamos. Empezando por el nombre: ¿dónde está mi agua? Curioso nombre para un juego, pero yo no le preste mucho atención cuando lo vi por primera vez porque viniendo de Disney me dio la impresión de que sería un juego para niños.

Pero claro, si una semana tras otra, el juguecito está entre los más descargados pues mi curiosidad me hizo investigar un poco. ¿Ayudar a un cocodrilo a que se duche? Uyuyuyuyyy, esto también suena raro. Aún así, decidí bajar la versión demo y… sólo os digo que estoy escribiendo un análisis de uno de los mejorcitos juegos que he jugado en el iPad en lo que va de año.

Análisis

¿Dónde está mi agua? Es un juego de puzles en el que tienes que ayudar al cocodrilo Swampy para que pueda ducharse. Swampy vive en las cloacas junto a otros cocodrilos pero a diferencia de ellos, él es muy limpio, lo que genera las envidia del resto de cocodrilos. Bueno, menos de Allie, una cocodrilo que ve con buenos ojos a nuestro protagonista.

Pero Cranky no está dispuesto a perder a Allie, así es que ha decidido sabotear las cañerías del pobre Swampy para que no pueda ducharse. Y aquí es donde entramos nosotros en escena, ya que tendremos que conseguir chafar los planes de Cranky y ayudar así a Swampy con su higiene personal.

Si, lo sé, el argumento es bastante tonto, pero detrás de esto se esconde un buen número de niveles que pondrán a prueba nuestro ingenio. Los primeros niveles serán más o menos fáciles ya que nos limitaremos hacer surcos por el barro para conducir el agua a las tuberías del baño de nuestro protagonista.

Pero la cosa se irá complicando con la inclusión de más elementos con los que poder interactuar: grifos, plataformas, interruptores, ventiladores, etc. Y con elementos que nos harán la vida más difícil: minas de proximidad, agua contaminada, ácido, hierbas que crecen si se mojan… El juego nos irá incorporando poco a poco estos elementos evitando de esta forma que caigamos en la monotonía de hacer lo mismo nivel tras nivel.

Los niveles en general están bien diseñados y no suelen ser excesivamente complicados de resolver. Hacer que llegue la cantidad suficiente de agua a la ducha de Swampy puede ser más o menos fácil, lo que realmente puede complicarnos la vida es llenar de agua los tres patitos que existen en todos las pantallas. Eso si es un reto en algunos niveles.

La puntuación que obtengamos en cada nivel ira en función del tiempo que tardemos en resolver el nivel, la cantidad de agua que le llegue a Swampy y los patitos de goma que seamos capaces de recoger. La puntuación sólo es importante para algún logro, lo bueno es conseguir que pueda ducharse el cocodrilo (con esto pasamos de nivel) y recoger por el camino los tres patitos. ¡Ah! y encontrar los coleccionables.

Porque además de los patitos de goma, en algunas pantallas hay objetos escondidos en el barro. El juego tiene el detalle de avisarnos de los niveles que tienen coleccionables, lo que facilita mucho la búsqueda. Es importante ir recogiéndolos porque nos irán desbloqueando niveles extras.

El juego está basado en las físicas del agua y hay que reconocer que están logradas. El movimiento del agua, las olas, rebotes, salpicaduras… todo cuenta. En ocasiones tendrás que decidir sobre la marcha cuanta cantidad de agua desvías hacía otros objetivos (patos, interruptores, etc) y os puedo asegurar que he terminado algún nivel por la última gota de agua que ha llegado a su destino. En más de una ocasión me he encontrado a mi mismo girando el iPad para ‘empujar’ ese poquito de agua que se ha quedado clavado en algún recodo. Como os podéis imaginar esta maniobra es inútil para la mayoria de los niveles. Y digo mayoría porque el juego te recompensa con niveles extra si encuentras los coleccionables y estos niveles se juegan precisamente así, moviendo el dispositivo para llevar el agua a donde quieras.

Los gráficos del juego son simples, agradables y divertidos. El juego no es que de para muchas florituras en este aspecto pero a mí me parecen más que correctos. He invertido muchas horas en este juego y en ningún momento he quitado la música. Y no es que tengamos una variedad enorme de melodías y efectos, que va, ni mucho menos. al revés, hay muy poca variedad, pero lo poquito que hay me gusta. En el video que hay más abajo, se puede escuchar la sintonía principal del juego (la de los menús básicamente) y la encuentro agradable y pegadiza.

En la presentación de cada nivel nos aparecerá una frase que nos dará una pista de cómo tenemos que abordar el problema. El juego, y de forma gratuita, va añadiendo niveles extras con el paso del tiempo. A día de hoy, hay disponibles 10 fases con 20 niveles cada una. A continuación os detallo la lista de las fases que de momento tiene el juego y atentos al nombre, porque da una pista sobre como serán los niveles que tienen:

  • Este es Swampy
  • Aguas turbulentas
  • Bajo presión
  • Hundirse o nadar
  • Todo cambio es bueno
  • Punto de ebullición
  • Estirado al máxima
  • Resistencia al viento
  • Marea creciente
  • A secar al aire

Hasta aquí he ido contando las cosas buenas del juego pero yo me he dado de cara con algunos detalles que no me han gustado mucho. El primero de ellos han sido los logros y el Game Center. No es el primer juego en el que me ha pasado y estoy empezando a pensar que la integración con Game Center debe ser más compleja de lo que aparenta a simple vista, pero me ha fallado la sincronización entre ambos.

En mi caso, cuando más juego con el iPad es en los trayectos al trabajo y en las vacaciones, como os podéis imaginar eso de estar conectado a internet pues es un poco difícil. Pues bien, lo curioso es que cuando llevaba dos fases del juego resulta que los logros que tenía registrado el juego y los del Game Center, no coincidían. Tuve que reiniciar de nuevo el juego (y perder todo mi progreso y logros) para solucionar este tema.

Como he mencionado anteriormente, los niveles suelen ser bastante asequibles de resolvery la dificultad suele estar en recoger a los tres patos. Con un poco de paciencia, ingenio y el típico prueba y ensayo, enseguida ves la solución y puedes pasar el nivel con tus tres patos en el bolsillo pero, para desgracia nuestra, esto se puede complicar en alguna ocasión. Han querido hilar tan fino, que aun sabiendo como pasar el nivel me ha costado muchos pero que muchos intentos conseguirlo (con los tres patos).

Algunos niveles es muy importante crear caminos estrechos para conducir el agua y yo he tenido que repetir la misma acción durante bastante tiempo hasta que terminó por salir. Sólo os digo una cosa, el juego me estaba gustando tanto que cuando vi que algún nivel se me torcía por este motivo, no tardé en comprarme un bolígrafo capacitivo para mejorar mi precisión. Si yo he tenido problemas en algún nivel con este asunto jugando en un iPad, no quiero ni pensar lo que hubiera sido de mí si lo hubiera jugado en el iPhone.

Otro detalle que no me ha gustado mucho y me ha puesto un pelin nerviosillo ha sido los niveles en los que había que hacer ‘scroll’ vertical. En mapas que como el de la izquierda no molesta mucho, pero en los que el agua va cayendo… el scroll te la puede jugar si no andas rápido. Afortunadamente no hay muchos niveles de estas características.

Conclusiones

Imprescindible.

Por menos de un euro te puedes llevar a casa esta joya. No os dejéis engañar por su aspecto, su argumento ni por la desarrolladora (Disney), detrás de todo esto se encuentra un juego de puzles con niveles que me han tenido un buen rato dándole al coco.

Los problemas con el Game Center y los problemas de precisión con los que me he encontrado en los niveles que requieren cosas muy concretas, enturbian el resultado final, pero no deberían ser un impedimento para hacerse con él sin pensárselo dos veces. Sobre todo si te gustan este tipo de juegos.

¡A por el triple pato!

Aquí os dejo el trailer del juego:

 

Written by: Gabi

Llevo en el mundo de los videojuegos desde que el Spectrum entró en mi casa, aunque en el mundo de las consolas soy bastante nuevo. Soy un jugador bastante normalito (tirando a torpón) y cascarrabias pero sigo disfrutando como nunca con ellos.

2 Comentarios Added

Join Discussion
  1. Completamente de acuerdo con el análisis el juego es realmente divertido, me encanta la música y el propio Swampy 🙂

    Yo me he vuelto loco en algunos niveles, porque pasarlos es relativamente sencillo, pero conseguir los tres patitos puede ser infernal según avanzas en el juego. En cualquier caso Disney ha hecho un trabajo excepcional con éste juego y al precio que está (y para todos los sistemas, nadie debería perderselo).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

fasebeta.net

faseßeta.net es lo que pasa cuando coges el cerebro de unos pocos jugones (bueno, la mitad que no usamos para jugar), lo mezclas con ganas de compartir con los demás, esfuerzo, dedicación, buen humor y una pizca de ron, y lo agitas todo en una coctelera.