Darksiders II (Análisis)

Consideraciones Previas

Hace casi 3 años, a comienzos de 2010, llegó el primer Darksiders: un juego que enseguida desató grandes pasiones (tanto a favor como en contra), haciendo inevitables las comparaciones con grandes clásicos como Zelda, Prince of Persia o God of War. Lo que está claro es que no se trababa de un simple juego machacabotones de Hack’n Slash como algunos llegaron a decir, sino que aportaba también los elementos característicos de un juego de Aventuras.

Ahora, llega hasta nosotros Darksiders II, en la misma tónica: una deliciosa experiencia jugable que combina la Exploración y los Puzles con espectaculares Combates a tiempo real. Pero, ¿está Darksiders II realmente a la altura de su predecesor? ¿Han aprovechado el tiempo los chicos de Vigil Games para conseguir un producto más evolucionado, o se limitan simplemente a ofrecernos más de lo mismo?

Pues coged vuestras Guadañas y vamos a averiguarlo: Es la hora del Juicio Final, y de comprobar si realmente merece la pena salvar a la Humanidad…

La Historia

Lo cierto es que siendo 4 los Jinetes del Apocalipsis, los desarrolladores lo tienen fácil para crear hasta una tetralogía, dedicando un título a cada uno de los Jinetes.

En cualquier caso, el juego mantiene al menos un hilo argumental básico: tras los acontecimientos del primer Darksiders, Guerra es declarado culpable de todos los males acontecidos y de la extinción de la Humanidad. Ahora, Muerte, convencido de la inocencia de su hermano, buscará por todos los medios la forma de devolver la Humanidad a la vida, para restaurar el honor de su hermano y librarlo de todo mal.

Para ello, deberá recorrer varios mundos, haciendo tratos con determinados personajes e intercambiando favores, ¡o consiguiendo lo que necesita con simple fuerza bruta!

Y no esperéis nada más: pero es suficiente para que nuestro personaje deba explorar esos extensos mundos, recorriendo mazmorras, resolviendo puzles y completando misiones para conseguir cumplir sus objetivos y poder progresar en la mencionada Historia.

Y es que ésa era una de las promesas hechas por Vigil: un juego con mapas mucho más amplios, y un mayor número de mazmorras. Y han cumplido con creces, todo hay que decirlo…

El Sistema de Juego

Darksiders II es una mezcla equilibrada de varios géneros de juego: Aventuras, Hack’n Slash e incluso Rol.

Como juego de Aventuras, incorpora la necesidad de explorar el entorno. Así, nos encontraremos con un vasto mundo (mejor dicho: ¡varios vastos mundos!), con amplios escenarios de gran belleza artística. Para poder progresar en su aventura, Muerte deberá hablar con los diferentes PNJ’s que le asignarán Misiones, ¡algunas principales y otras secundarias!

De esta forma, se rompe la «linealidad» que supondrían unos objetivos únicos, ya que podemos ir alternando dichas misiones principales y secundarias según nos vaya apeteciendo. Cierto es que habrá que ir progresando en la Historia principal para ir desbloqueando nuevos escenarios, ¡pero una vez tengamos acceso a ellos podremos explorarlos con total libertad! Y falta os va a hacer, si queréis conseguir todos los coleccionables del juego…

La mayoría de las misiones nos obligarán a encontrar y entrar en una Mazmorra, donde deberemos combinar la resolución de puzles (interruptores, objetos que hay que mover, etc.) con las excelentes habilidades plataformeras de Muerte. Y al final de cada mazmorra, deberemos vencer al correspondiente Jefe final. Aunque para llegar hasta dicho Jefe final, primero habremos de limpiar la mencionada mazmorra, luchando con enemigos menores, aunque no por ello menos peligrosos: ¡especialmente si te atacan muchos a la vez!

Todos estos combates serán en tiempo real, aportando por tanto las dosis adecuadas de juego de Acción y/o Hack’n Slash.

Y según vamos avanzando completando Misiones y explorando Mazmorras, conseguiremos también Experiencia y Equipamiento, que nos permitirán ir mejorando progresivamente el Nivel y las Habilidades de nuestro personaje, como es habitual en cualquier juego de Rol.

Normal pues, después de lo expuesto, establecer similitudes con otros grandes títulos… ¡Pero si es un Zelda!, es la expresión más habitual que podréis oir para intentar definir en pocas palabras a Darksiders II. Aunque desde luego, no es una experiencia para niños, precisamente.

La Exploración

Entre el Cielo y el Infierno hay muchos mundos perdidos que Muerte deberá explorar para conseguir su objetivo de revivir a la Humanidad y restablecer el honor de su hermano Guerra. Cuando creías que ya habías completado el mapeado del juego, ¡de repente Muerte es transportado a un nuevo mundo, y descubres que no habías visto más que un pequeño porcentaje del total!

Y eso es genial, porque permite la introducción de nuevos personajes, nuevos enemigos, y aporta la fresca sensación de «novedad», al ir descubriendo nuevos lugares de forma progresiva durante todo el juego.

Para que os hagáis una idea de la magnitud del mapeado, bastará con deciros que Muerte podrá cabalgar a Desesperación (su caballo), ¡desdel el comienzo mismo del juego!, a fin de poder desplazarse rápidamente por los escenarios. Incluso tendremos disponible una modalidad de «viaje rápido», una vez progresemos lo suficiente en la Historia, para poder desplazarmos cómodamente de un punto a otro una vez los hayamos visitado al menos en una ocasión.

Además de Desesperación, Muerte también contará con la inestimable ayuda de Polvo (su cuervo), que le ayudará a orientarse cuando se sienta perdido.

Las Misiones

Muerte conseguirá sus misiones hablando con los PNJ’s del juego. Como ya os dije antes, estas misiones podrán ser Principales o Secundarias.

Las misiones principales deberemos completarlas ordenadamente para poder ir progresando en la Historia del juego; las misiones secundarias, una vez desbloqueadas, podremos completarlas cuando nos apetezca, y en el orden deseado. ¡Y no hay ningún peligro de poder perder ninguna! Podremos conseguir completar cualquier misión secundaria, ¡incluso después de haber terminado el juego!

La mayoría de las misiones principales consistirán en localizar determinada mazmorra, y completar sus puzles para derrotar al Jefe final de la misma.

La mayoría de las misiones secundarias consistirán en completar listas de Coleccionables, lo que nos obligará a estar especialmente atentos en nuestra Exploración, y a re-visitar algunos lugares una vez obtenidas nuevas Habilidades por parte de nuestro personaje.

El menú del juego proporciona una detallada información sobre las «misiones en curso», indicando cuáles son los objetivos actuales tanto de la misión principal como de las misiones secundarias. Además, el mapa muestra constantemente la posición del «objetivo principal», para que puedas progresar adecuadamente en tu aventura.

Las Mazmorras

Son un clásico: habitaciones conectadas entre ellas con una cierta temática general de fondo (mazmorra de fuego, mazmorra de agua…), distribuidas generalmente en varios «pisos» de altura.

Tendremos que resolver determinados puzles y utilizar nuestras habilidades de plataformeo para poder llegar hasta el Jefe final y derrotarlo, que es el objetivo fundamental de toda mazmorra.

Evidentemente, la complejidad de los puzles se irá haciendo mayor según progresamos en la Historia, especialmente según va consiguiendo Muerte nuevas Habilidades que le permiten utilizar nuevas técnicas de exploración y resolución de puzles. Particularmente, sólo me he quedado «atascado» en un par de ocasiones, y ha bastado un poco de observación del entorno para poder seguir adelante.

Aun así, todas las mazmorras esconden «secretos», que si bien no son necesarios para progresar en la aventura principal, pueden formar parte de alguna misión secundaria, o simplemente, te pueden aportar valiosos objetos. ¡Y tendrás que ser muy observador si quieres encontrarlos todos!

Cuando entremos en una mazmorra, el menú del juego pondrá a nuestra disposición un «mapa local» de la misma, que mostrará las habitaciones exploradas hasta el momento. Claro, que si lo hacemos bien, ¡podremos encontrar el Mapa de la mazmorra!, que nos permitirá conocer la ubicación de todas las estancias, para saber si nos estamos dejando alguna 😉

Y por cierto: el mapa local mostrará la ubicación de todos los cofres de la mazmorra, ¡lo que en ocasiones resultará frustrante porque verás que hay un cofre cerca y no serás capaz de llegar a él! Pero tranquilo: utilizando nuestra guía podrás abrirlos ¡TODOS!

Los Puzles

Puertas con candado cuya llave habrá que encontrar en otra parte de la mazmorra, interruptores que habrá que empujar (o tirar de ellos), palancas, elementos que interrumpen el paso y que habrá que destruir, estatuas que se pueden mover, bolas de energía que activan mecanismos, bombas que estallan solas o que puedes hacer estallar tú… Una adecuada variedad de elementos que proporcionará una experiencia de lo más agradable.

La mayoría de los puzles se limitan a la estancia en la que estás en ese momento, así que bastarán unas buenas dotes de observación y algo de lógica para poder resolverlos. En otras ocasiones, deberemos explorar la mazmorra para conseguir algún objeto o Habilidad concreto que nos permita poder progresar. Únicamente encontraréis dificultad al final del juego, en las últimas mazmorras, puesto que el elevado número de Habilidades disponibles en ese momento, multiplicará las posibilidades, haciendo que tengáis que pensar un poco más para resolver los puzles.

De hecho, el juego tiene muy bien implementada en ese sentido la «curva de dificultad», permitiendo que lo que vamos aprendiendo en un puzle lo podamos aplicar en los siguientes.

Las plataformas

Trepar, dejarse caer, deslizarse lateralmente, correr por las paredes, saltar por vigas y columnas… Las habilidades de Muerte son la envidia de cualquier atleta olímpico.

Para poder avanzar por las mazmorras, tendremos que combinar todas esas técnicas. Sin embargo, no esperéis una gran dificultad: las plataformas que encontraremos en Darksiders II son de lo más sencillito. ¡Y si observamos el entorno, veremos siempre «marcas de rozaduras» en las paredes que nos indicarán el camino a seguir!

Por si fuera poco, Muerte no puede morir: si caemos al vacío o nos precipitamos en un foso de lava, simplemente nos transformaremos en «espectro» y seremos transportados al último lugar donde estábamos antes de dar el mal paso. Eso hace que las plataformas sean casi un momento de «relax» entre combate y combate…

De todas formas, siempre habrá un camino «obvio» y alguno «no tan obvio», así que los amantes de las plataformas tendremos suficiente material para poder disfrutar, si queremos encontrar todos los secretos.

El único punto negativo de las plataformas es su «aspecto»: ¡Todos los salientes y agarradores tienen el mismo aspecto, independientemente de la mazmorra! Se lo podían haber currado un poco más, modificando el aspecto de dichos elementos en función del escenario: salientes de tierra, salientes de hierba, salientes de metal, etc. Negativo en mi parecer: positivo para el que no le gusten demasiado las plataformas, puesto que podrá identificarlas sin ningún problema, claro.

La Experiencia

Muerte obtendrá Puntos de experiencia al derrotar enemigos, y al completar misiones (tanto las principales como las secundarias). Cuando obtenga la suficiente experiencia, subirá de Nivel, lo que aumentará sus parámetros de personaje: Fuerza, Defensa, Magia, etc.

También obtendremos Puntos de habilidad (1 por nivel, y alguno más si completamos determinadas misiones), que podremos invertir en desarrollar un Árbol de habilidades, que cuenta con algo más de una treintena de habilidades básicas, ¡algunas imprescindibles si queremos enfrentarnos a los enemigos más duros! Podremos elegir entre aprender nuevas habilidades, o potenciar las ya aprendidas.

¡El juego limita el nivel del personaje! Así, cuando Muerte alcance un determinado nivel, apenas obtendrá experiencia si lucha con enemigos de nivel más bajo, lo que le obligará a progresar en la Historia y encontrar enemigos más fuertes si quiere seguir subiendo de nivel. Muerte puede alcanzar un nivel máximo de 30, ¡pero los desarrolladores han limitado a 22 el nivel máximo alcanzable en la primera partida!, lo que os obligará a jugar dos veces si queréis desarrollar al máximo las habilidades de vuestro personaje.

El Equipamiento

Muerte podrá encontrar elementos de equipamiento (Armas y Armaduras) al derrotar enemigos y al abrir cofres. ¡Es realmente el equipamiento lo que determina el potencial de tu personaje!, y no su nivel.

Así, no importa que tengas un nivel alto, si tu equipamiento es de nivel bajo: ¡no tendrás ni la más mínima oportunidad! Por tanto, te pasarás gran parte del juego abriendo cofres y «farmeando» enemigos, para conseguir el mejor equipo. Aunque claro, también puedes utilizar el dinero que irás consiguiendo para Comprar equipamiento a algunos PNJ’s. Y vender el equipamiento viejo para conseguir dinero, evidentemente.

Incluso encontrarás Armas poseídas, ¡que podrás alimentar con tus otras armas y armaduras!, para mejorar su potencial e imbuirlas de nuevas características.

El nivel de los objetos encontrados dependerá del nivel de tu personaje, lo que te obligará a estar renovando constantemente tu equipamiento. Por si fuera poco, ¡cada pieza de equipo tiene su propio aspecto!, algo que se refleja en el personaje. Así, dos personajes de dos jugadores diferentes, tendrán un aspecto distinto. De hecho, tu propio personaje cambiará constantemente de «look» a lo largo de la aventura.

El Combate

Sí, vale: tienes un par de ataques básicos. Uno con tu Arma principal, y otro con tu Arma secundaria. ¡Pero si crees que te vas a salir con la tuya machacando 2 botones vas listo!

Más de una treintena de combos (eso sí, de complejidad «cero»), proporcionan a Muerte una variadísima capacidad de reacción ante cualquier situación de combate: golpes directos, esquivas, golpes aéreos, ataques de área, etc.

Y como todos los combates son en tiempo real, la experiencia es realmente excitante e intensa. Y el juego no se muestra avaricioso con el número de enemigos: ¡En ocasiones, te encontrarás luchando hasta con una decena de enemigos a la vez! Mezcla todo ello con que algunos ataques son «mágicos», y ya pudes imaginarte la orgia de movimiento, luz y color en pantalla.

Tres niveles de dificultad (que puedes cambiar en cualquier momento desde el menú del juego), permiten ajustar la experiencia para que la disfrutes al máximo.

Eso sí: si con los enemigos «habituales» puedes dedicarte a probar y combinar diversos tipos de ataque, simplemente para disfrutar, ¡con los Jefes finales tendrás que encontrar la Estrategia adecuada!. Cada Jefe final tiene sus «puntos débiles», que deberás localizar y aprovechar, utilizando ténicas de combate y Habilidades concretas.

El punto flojo es sin duda alguna el sistema de «fijar blanco», ¡que nunca fija el objetivo que tú quieres, y que no tiene la opción de «cambiar de objetivo»!

Otros Modos de Juego

Darksiders II no aporta ningún tipo de funcionalidad multijugador. Sin embargo, tiene el curioso detalle de que puedes enviar «objetos» a cualquiera de tus amigos, ¡así que comparte algo de tu equipo, y a lo mejor alguien hace lo propio contigo!

Sí que incorpora un modo «Arena» (El Crisol), donde podrás enfrentarte a 100 oleadas de enemigos, cada vez más fuertes. Si superas las 100 oleadas, ¡de una sentada!, te espera un Jefe final realmente duro. Para desbloquear este modo, deberás progresar en tu Historia principal, debiendo jugar una segunda partida si quieres completarlo, puesto que las últimas 25 oleadas (76-100) se desbloquerarán sólo cuando Muerte alcance el Nivel 25 de jugador.

También nos han prometido varios DLC’s, dos de los cuáles ya están disponibles en el momento de publicar este artículo. Nada espectacular, pero podrás sacar unas cuantas horas más a un juego ya de por sí largo: te harán falta entre 20-25 horas de juego para completar una partida, ¡y si lo quieres todo tendrás que jugar dos! Más lo que tardes en EL Crisol, claro…

Gráficos y Sonido

Tener a un profesional del comic como Joe Madureira trabajando para ti es sinónimo de un resultado artístico espectacular. Y así es: Darksiders II incorpora unos escenarios bellísimos y variados, con unas gamas cromáticas variadas y elaboradas que permiten disfrutarlos al máximo.

Pero eso no significa que técnicamente el resultado sea igual de bueno. Evidentemente, tras dos años de trabajo, Darksiders II es mejor gráficamente que Darksiders. Pero hay algunos detalles que podrían haberse mejorado. Es cierto que cuando se trata de «escenarios abiertos», siempre habrá un poco de Popping y de Clipping, pero lo que no puedo perdonar son algunas caídas de framerate (eso sí, en momentos muy puntuales). A lo mejor es que esta generación de consolas ya está agotada, y hace falta realmente algo más potente para mover lo que los desarrolladores tienen en mente…

Las texturas son demasiado sencillas (empobrecen la belleza de tan amplios escenarios), ¡pero los efectos visuales son espectaculares!, especialmente durante los combates. Y como ya hemos dicho antes, los cambios de equipamiento afectan al aspecto de Muerte en tiempo real.

Y si los efectos visuales son espectaculares, los efectos de sonido no se quedan atrás. Sonidos de las armas, de las magias, de los enemigos… Todo ello perfectamente combinado.

La música también es muy buena: las canciones acompañan en todo momento nuestra exploración. Así, cada zona tiene su propia música asignada; música que cambiará o se intensificará cuando nos aproximemos a situaciones especiales. La música «de combate» es prácticamente la misma siempre, ¡pero también lo es la fanfarria de los FF y la sigo echando de menos! 😛

Los diálogos del juego están perfectamente doblados al español, y subtitulados con corrección.

Resumen

Una heterogénea mezcla de géneros cuidadosamente equilibrada que proporciona una agradable experiencia de juego. Por si fuera poco, Vigil ha cumplido y tenemos escenarios más amplios, más mazmorras, más puzles y más horas de juego. Unas 25 horas para una única partida, y tendrás que jugar dos veces si quieres conseguir todos los Logros/Trofeos.

Añade el modo Arena (El Crisol) y los DLC’s, y estamos ante un «Must Have».

La duda ahora es saber cuándo llegará Darksiders III, ¡y cuál de los hermanos restantes será el protagonista!

Lo mejor:

  • La espectacularidad de los combates, gracias a los efectos visuales y sonoros.
  • La equilibrada mezcla de géneros, especialmente la de puzles y plataformas.
  • La duración.

Lo peor:

  • El Sistema de «fijar blanco»
  • Que las plataformas tienen el mismo aspecto en todas las Mazmorras.

Written by: Anghlar

8 Comentarios Added

Join Discussion
  1. Como aborrezco las limitaciones de nivel… y perdonad que empiece así mi comentario pero es que no las soporto. Solo hay algo peor que esas limitaciones de nivel y es el «autonivelado» de los enemigos, pero claro, prácticamente estamos hablando de la misma mierda.

    Si le sumamos a eso la necesidad de tener que pasar el juego dos veces creo que voy a replantearme su compra. A qué esa maldita manía de obligar a repetir estos juegos que ya son bastante largos de por si?

    En fin… me ha gustado el análisis y espero con ansias esa guía para ver si aún queda alguna posibilidad de que me acabe comprando el juego.

  2. Lo hacen por joder los muy cabrones…. hay juegos que al rejugarlos son un aburrimiento total…… estoy por empezar a pillarme esos titulos en Ps3, total como el platino se lo iba a sacar su puta madre de todas formas pues….

  3. Después de jugar una segunda partida en Dragon’s Dogma se me han quitado las ganas de comprar ningún juego que me obligue a hacer una segunda vuelta.

  4. Y el análisis esta muy bien, ahora que lo he leído…. el primero no se me hizo muy largo, aunque esos de meter Hordas no me mola nada, suele ser un recurso para eternizar un juego y tampoco me mola nada , que ya lo he dicho, lo del rejugado… pero bueno, que se le va a hacer.

  5. Vaya, pues a mi sí que me gusta hacer una segunda partida, pero solo si es en la misma dificultad o te dan ventajas. Vamos, pasar a todo trapo arrasando con todo lo que se te ponga delante.

    Las partidas de Vesperia, que tenias que hacer sin pasar de nivel 15 o en un número de horas, la segunda de Dragon’s Dogma con todo tu nivel, el primer Darksiders con la armadura abisal …

    Hacer una segunda partida en Bioshock sin usar vitacámaras, por ejemplo, no me apetecería en absoluto.

    Además… la segunda partida, lógicamente, es para sacar los 1000 puntos / platino, así que a mucha gente no le importará.

  6. @Ratgax: Ahí está lo bueno de un análisis objetivo: yo te cuento lo que hay, y a partir de ahí, tú decides 😉

    Por si te sirve a ti, y de paso a @josemad: La segunda partida la puedes hacer centrándote sólo en los objetivos principales, sin hacer nada secundario.

    Después de jugarlo, tengo claro que lo ideal sería una primera partida en dificultad Alta, haciendo todas las misiones secundarias y logros asociados. Con eso, obtienes puntos de habilidad extra, y aumentan también tus parámetros de personaje.

    Luego, la segunda partida en fácil, en plan «mata a los jefes finales en dos golpecitos», sólo para llegar al nivel 30 y hacer ese logro.

    Aquí también hay «armadura abisal», pero no es ni con mucho la mejor del juego. Las armas «especiales» que puede encontrar Muerte son una anécdota: tienen alguna característica muy desarrollada, pero son malas en todo lo demás.

  7. Fantastico analisis. Lamentablemente los plataformas estan negados para mi.. Cuando pueda terminar el 1 me planteare el 2… 🙂

  8. Muy buen análisis, ooootro juego más que caerá cuando proceda, ya que tengo bastantes en el tintero. Algunos combates en el 1 en dificultad apocaliptica eran desesperantes, espero que en este no sean mas dificiles.

    ¡¡¡¡ Ya me has puesto los dientes largos ¡¡¡¡¡

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

fasebeta.net

faseßeta.net es lo que pasa cuando coges el cerebro de unos pocos jugones (bueno, la mitad que no usamos para jugar), lo mezclas con ganas de compartir con los demás, esfuerzo, dedicación, buen humor y una pizca de ron, y lo agitas todo en una coctelera.