Análisis: Bleach, the Blade of Fate

¿Qué tenemos al juntar una de las desarrolladoras mas prestigiosas de japón, como puede ser Treasure, y una de las series anime mas famosas del momento, como puede ser Bleach?

Esto fue lo que se le tuvo que ocurrir a la gente de SEGA allá por el 2006, cuando el juego salió a la venta en tierras japonesas. Aquí en nuestro país tuvimos que esperar dos años mas para poder jugarlo, y oye, poca broma con el título, ¿eh? Vamos a empezar desde el principio…

¿Pero que es eso de “Bleach”?

Bleach, para quienes no lo sepan, es un manga creado por Tite Kubo en el 2001, y que actualmente sigue en desarrollo, acompañado como en toda obra de éxito de una serie de animación, y sus correspondientes merchandising, como peluches, figuritas, Cds con la banda sonora… y los videojuegos, claro.

Bleach nos cuenta la historia de Ichigo Kurosaki, un estudiante de instituto normal y corriente, pero que tiene cierta habilidad para ver “mas allá” de las cosas.

Una noche se encuentra con Rukia, una shinigami que se dedica a destruir a los hollows (fantasmas que surgen de las almas corruptas), y que tras una serie de circunstancias, acaba perdiendo sus poderes cediéndoselos a Ichigo.

Digamos que la trama del videojuego se basa en la parte en la que Rukia es llevada por sus ex-compañeros de vuelta al mundo en donde pertenece, la Sociedad de Almas, para juzgarla por sus crímenes (como el haber perdido sus poderes), e Ichigo y sus amigos deberán llegar también a este lugar para intentar liberarla.

Una vez llegados a la Sociedad de Alma, Ichigo se encontrará con poderosos enemigos a los que tendrá que derrotar para conseguir su destino.

Ya, interesante… ¿y el juego?

Un argumento como éste da pie a un juego de lucha, como se ha demostrado infinidad de veces con DragonBall o Naruto. Lo mas difícil es hacerlo en una consola portátil, donde el género nunca se ha encontrado a gusto, y muchos son los que han caído deshonrosamente.

Treasure, sabiendo esto, nos ofrece un videojuego en 2D, como los de la vieja escuela, que recuerdan a títulos ya vividos en la era de los 16bits, o incluso en las máquinas recreativas, pero con toda la potencia que puede dar de sí la pequeña de Nintendo. Un juego de lucha con añadidos que sin duda enganchará a los amantes del género.

El concepto es conocido desde hace años: dos luchadores se enfrentan en un escenario, y aquel que aun conserve algo de su barra de vida, o tenga mas vida que su adversario cuando se acabe el tiempo, será el vencedor.

En este caso, y al igual que han hecho otros juegos como Guilty Gear, podrán unirse hasta dos amigos mas, combatiendo en peleas de cuatro personajes al mismo tiempo, tanto en parejas, como en un “todos contra todos”.

Esto es posible a que mucho de los escenarios del juego tienen dos planos, por lo que mientras que dos personajes se dan de piñas en el fondo, otros dos se pueden zurrar en el primer plano, técnicamente hablando. No son pocas veces las que en el modo principal tendrás que enfrentarte tú solo contra tres enemigos, por lo que el subidón de adrenalina y el destrozabotones está asegurado.

Aparte de la barra de vida, o el tiempo, tenemos dos barras mas. La primera, llamada Reiatsu, es la que nos permitirá hacer los ataques mas poderosos. Se irá rellenando a medida que vayamos golpeando a nuestro enemigo. La segunda barra nos sirve para realizar cambios de plano, potenciar nuestras magias “básicas”, hacer mas saltos…

Y es que nuestros personajes poseen varias cualidades comunes. Aparte de manejarlos con la cruceta, con tres de los cuatro botones se realizan golpes débiles, medios y fuertes, respectivamente. El cuarto botón nos sirve para hacer desplazamientos rápidos (dash) hacia el enemigo, o para huir.

El botón L nos permitirá protegernos, aunque podemos configurar la partida para que nuestro personaje se proteja automáticamente. Por último, los luchadores pueden hacer un doble salto, muy útil para combinar varios combos y magias.

Tenemos la friolera cantidad de 28 personajes, aunque muchos de ellos están ocultos al principio, y se irán desbloqueando a medida que avancemos en el modo principal. Y por si fuera poco, todos ellos cuentan con una buena cantidad de sprites a gran tamaño, muy bien conseguidos, y se mueven con soltura mientras que el zoom del juego se acerca y se aleja a medida que nos acerquemos o nos alejemos mas de nuestros enemigos. Todo ello con una fluidez increíble.

Los luchadores están muy bien equilibrados. Mientras que algunos poseen ostentosas armas pero movimientos pesados, otros basaran mas en la velocidad sus ataques, aunque lo hagan cuerpo a cuerpo. Aparte, muchos de los personajes secretos están incluidos a modo de guiño a la historia, ya que muchos de ellos son secundarios o cómicos. Aun así, el fan de la serie original disfrutará con todos estos añadidos.

Por último, decir también que Treasure nos da la oportunidad de usar una baraja de cartas durante nuestros combates. Estas cartas, representadas por personajes, nos darán ventaja durante la partida, otorgándonos alguna habilidad temporal (como por ejemplo, que nuestros ataques sean de fuego, o que nuestra barra de poder se llene al máximo), o fastidiando a nuestros oponentes (por ejemplo, impidiéndoles saltar, o ralentizando sus movimientos). Estas cartas están situadas en la pantalla táctil, la inferior, por lo que basta un pequeño toque para que la carta haga su efecto.

Ya… ¿pero me aburriré con el juego?

Es difícil, ya que el cartucho nos ofrece una buena cantidad de modos de juego. Empezaremos destacando el primero de ellos, el modo historia:

En dicho modo, nos pondremos en la piel de Ichigo y viviremos toda la aventura desde su punto de vista, realizando los combates que él realiza durante el manga original. A medida que avance la historia, se nos irán abriendo caminos, por lo que viviremos “pequeños finales”, antes de llegar al verdadero final. Pero esto no acaba aquí, ya que tras el final, se nos desbloquean los primeros luchadores ocultos, nos dan algo de dinero, y se nos abren nuevos “modos historias”.

Y en este punto te das cuenta de que hay un modo historia por cada personaje principal, mas alguno que otro de algún secreto, pero tranquilos, no son tan largos como el primero. Aun así, la gran cantidad de historias alargarán la vida del juego durante varias horas, hasta llegar a la última de las historias… y hasta aquí puedo leer 😉

Aparte, tenemos el modo arcade, donde elegiremos luchador y lo enfrentaremos a un número de enemigos hasta derrotarlos a todos y conseguir mas dinero. Y mas tarde, contrareloj y superviencia, donde tendremos que derrotar a los enemigos en el menor tiempo posible en uno, y en el otro, vencer al mayor número de enemigos con una sola barra de energía.

Y si no tenemos suficiente con esto, podemos llamar a nuestros amigos, hasta tres, y enfrentarnos a ellos en los modos Versus y Wi-Fi. Aparte, a través del Wi-Fi podremos jugar contra gente de todo el mundo.

Completan la lista, el modo entrenamiento, crucial para aprender a manejar a los luchadores cuyos modos historia queremos completar; modo desafío, donde se nos retará a completar el mayor número de combos con cada personaje; la tienda de Urahara, donde el carismático personaje nos venderá cartas para el combate, efectos de sonido o voces, e ilustraciones de la serie, con el dinero que previamente hemos conseguido; y por último, las clásicas opciones, donde podremos modificar el control, configurar nuestras barajas de cartas, cambiar las opciones de audio, la dificultad, etc.

Últimos detalles

Al empezar el juego podremos disfrutar de la intro, con música a cargo del grupo japonés High and Mighty Color y su canción Ichirin no Hana, que también coincide con que es el tercer tema de apertura de la serie de televisión de Bleach. La intro es una secuencia de imágenes estáticas de diferentes personas cruzándose y representando escenas de la serie. La verdad es que la veréis la primera vez, y el resto la pasaréis.

Gráficamente el juego es de lo mejor en 2D que tiene la DS. Sprites muy bien definidos, que le dan mucha vida a cada personaje, y gran cantidad de escenarios, que aunque no tengan mucho movimiento, tampoco lo necesitan. Recordemos que un escenario con excesivo movimiento puede llegar a confundirnos.

Aunque durante el modo historia veremos muchas varias estáticas de cada personaje, capturadas directamente del anime, lo cierto es que su número es muy elevado, y siempre podemos volver a verlos en la galería.

La música, una vez mas, no destaca mucho. Ni siquiera el tema de la intro es de las mejores que tiene la serie. Aun así, en el tema del audio, el jugador no se podrá quejar, ya que cada luchador ha sido otorgado con bastantes frases y gritos, y además, en las opciones podemos elegir a nuestro personaje favorito para que nos vaya nombrando los diferentes menús del juego. Todo un detalle.

Eso si, una vez mas, el videojuego ha pasado por el filtro americano, esto es, que el juego antes de llegar a Europa aterriza en USA, y estos optan por quitarle las voces originales japonesas, y añadirle las suyas propias, que para mi gusto son bastante peores (y encima sin opción a elegir, que sería lo suyo). El juego gana mas oyéndolo en versión original.

Conclusión

Bleach: The Blade of Fate es un buen juego de lucha en 2D, de los que ya no quedan muchos. Gustará sin duda a los fans de la serie, pero también gustará a aquellos que han disfrutando jugando a los míticos juegos de Capcom y SNK, ya que el espíritu es el mismo, e incluso los movimientos especiales se hacen de la misma manera.

Un juego que ya tiene su tiempo, pero que gracias a ello se puede conseguir a un precio muy asequible, y os aseguro que será de lo mejor que vuestra colección personal de Nintendo DS. Aun no he jugado a la segunda parte, Dark Souls, y dentro de poco llegará a nuestras tiendas la tercera parte, The 3rd phantom (aunque éste último es un RPG táctico, y no un juego de lucha), pero he de decir que me he divertido mucho con este primer título.

Lo mejor

  • ¿Lucha en Nintendo DS? Este es tu título, sin duda.
  • Si te gusta la obra de Kubo, el videojuego es bastante fiel.
  • Sprites muy vivos, y gran cantidad de personajes a elegir.

Lo peor

  • Las voces… en inglés.
  • La música, no llegan al nivel de Street Fighter o Guilty Gear.
  • Que no te gusten los juegos de lucha. Ahí poco podemos hacer 😛

Comenta esta entrada en el foro

Written by: Toshi_akea

fasebeta.net

faseßeta.net es lo que pasa cuando coges el cerebro de unos pocos jugones (bueno, la mitad que no usamos para jugar), lo mezclas con ganas de compartir con los demás, esfuerzo, dedicación, buen humor y una pizca de ron, y lo agitas todo en una coctelera.